Almagro alerta sobre apoyo de Rusia a Cuba y Venezuela

China y Rusia mantienen excelentes relaciones con esos dos regímenes autoritarios. La colaboración incluye apoyo mutuo en foros internacionales y entrenamiento para vigilar a sus ciudadanos.
Luis-Almagro
 

Reproduce este artículo

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió a Estados Unidos “un compromiso más fuerte” con Latinoamérica y el Caribe, y enfatizó la necesidad de liderazgo democrático y apoyo en la lucha contra la Covid-19.

Durante una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, Almagro urgió a Washington a colaborar con sus vecinos, especialmente con la entrega de vacunas anticovid, algo que los gobiernos de China y Rusia hicieron tempranamente en la región.

Rusia ha ampliado su apoyo a los líderes autoritarios en Venezuela y Cuba”, dijo. 

“China comenzó a exportar sus invasivos sistemas de vigilancia ciudadana a las Américas, junto con sus esfuerzos por utilizar la influencia económica para obtener beneficios políticos”, agregó.

También pidió que Estados Unidos asuma un papel preponderante en la consolidación de la gobernabilidad democrática en todo el continente. “Restaurar el compromiso hemisférico con los valores y principios democráticos en las Américas requerirá el liderazgo de Estados Unidos”.

Y alertó: “Si nos alejamos de estas responsabilidades democráticas, muy pronto nos encontraremos en un hemisferio de rostros hostiles, rodeados de regímenes que han rechazado la democracia, optando en cambio por una ideología de corrupción y represión”.

 

La diplomacia de las vacunas

 

El reciente compromiso de Estados Unidos de ayudar a sus vecinos inmediatos a acceder a las vacunas es un comienzo bienvenido. Es necesario hacer más para garantizar que las vacunas también lleguen a su tercera frontera, el Caribe, y a todo el continente”, dijo.

La Casa Blanca anunció la semana pasada que planea enviar a México y Canadá millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca, que ya fue aprobada en ambos países, pero espera la luz verde de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Al cabo de su presentación, Almagro fue consultado sobre una supuesta “diplomacia de las vacunas” por parte de Moscú y Pekín. 

“Está claro que ambos países tienen la intención de utilizar sus vacunas como una herramienta para lograr un conjunto más amplio de objetivos de política exterior”, dijo el senador republicano Todd Young.

Almagro subrayó la importancia de estar “cerca” de los países de la región en estos momentos, haciendo hincapié en que muchos buscaron obtener las vacunas en Estados Unidos. 

Por su parte, el senador demócrata Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la cámara alta, consideró prioritario que Estados Unidos colabore en la vacunación del resto del continente apenas tenga la capacidad de hacerlo. 

“Espero que la región sea uno de los primeros lugares hacia los que miremos, por nuestros propios intereses nacionales (...), no solamente como un buen vecino”, dijo.