Director de la CIA celebra reunión secreta en Kabul con el líder talibán

El director de la CIA se reunió con el líder de facto de los talibanes mientras Estados Unidos continúa el esfuerzo por evacuar a los ciudadanos estadounidenses y aliados afganos de Kabul
William Burns, director de la CIA, y Abdul Ghani Baradar, líder de facto de los talibanes
 

Reproduce este artículo

El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), William Burns, mantuvo una reunión secreta este lunes en Kabul con el líder de facto de los talibanes, Abdul Ghani Baradar, para discutir la delicada diplomacia, informaron funcionarios estadounidenses que hablaron bajo condición de anonimato.

La Administración del presidente, Joe Biden, envió al veterano del Servicio Exterior en medio del esfuerzo por evacuar a las personas del aeropuerto internacional de Kabul luego de que los talibanes tomaran el Palacio Presidencial de la capital afgana.

La CIA se negó a dar declaraciones sobre la reunión con los talibanes, pero el diario The Washington Post, considera que las discusiones involucraron la fecha límite inminente del 31 de agosto para que el Ejército de Estados Unidos concluya la evacuación de ciudadanos estadounidenses y aliados afganos.

El gobierno de Biden logró evacuar a 10.400 personas de Afganistán entre el domingo y este lunes 23 de agosto, lo que eleva a 37.000 el número de individuos trasladados fuera del país desde el comienzo de la retirada, aseguró Reuters.

Las últimas cifras de evacuaciones, proporcionadas por un funcionario de la Casa Blanca a medios de prensa en Washington, apuntan a que el Pentágono superó su objetivo de sacar del país entre 5.000 y 9.000 personas al día, después de varios días de lentitud.

A pesar de ello, Gran Bretaña, Francia y otros aliados de Estados Unidos han dicho que se necesita más tiempo para evacuar a su personal, pero un portavoz de los talibanes advirtió que, si esto pasa, Estados Unidos estaría cruzando una “línea roja” si mantenía tropas más allá del 31 de agosto, lo que “desencadenaría consecuencias”.

Se cree que Baradar, amigo cercano del líder supremo fundador de los talibanes, Mohammad Omar, tiene una influencia significativa sobre las bases talibanes.

También, luchó contra las fuerzas soviéticas durante su ocupación en Afganistán y fue gobernador de varias provincias a finales de 1990, cuando los talibanes gobernaron el país por última vez.

Durante su reunión con Burns este lunes, Baradar se enfrentó a uno de los diplomáticos más experimentados de Estados Unidos, un ex subsecretario de Estado que también se ha desempeñado como embajador de Estados Unidos en Rusia.

A principios de este año, Burns había dicho que “cuando llegue el momento de que las fuerzas armadas de Estados Unidos se retiren, la capacidad del gobierno de Estados Unidos para actuar ante las amenazas disminuirá. Eso es simplemente un hecho”.