Quién es el último soldado de EEUU en salir de Afganistán

El Mayor General Chris Donahue se convirtió en el último soldado estadounidense en salir del aeropuerto de Kabul, poniendo fin a la presencia militar de Estados Unidos en Afganistán después de 20 años
El Mayor General Chris Donahue / Foto: Departamento de Defensa de EEUU
 

Reproduce este artículo

El Departamento de Defensa de Estados Unidos compartió la fotografía del último soldado estadounidense poco antes de abordar un C-17, el avión militar que despegó del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul este lunes.

Se trata del Mayor General Chris Donahue, comandante de la 82a División Aerotransportada del Ejército de Estados Unidos, que se convirtió en el último soldado estadounidense en abandonar Afganistán.

El C-17 despegó a las 19.29 GMT, poniendo fin de la presencia militar de Estados Unidos en Afganistán después de 20 años.  

La 82a División Aerotransportada tiene su sede en Fort Bragg, en Carolina del Norte, y forma parte del XVIII Cuerpo Aerotransportado del Ejército.

El general Frank McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) confirmó este lunes la culminación de la retirada desde Afganistán y el fin de la misión para evacuar a ciudadanos estadounidenses, nacionales de otros países y afganos aliados.

McKenzie agregó, durante la rueda de prensa desde el Pentágono, que en el último avión militar estadounidense también viajaba el embajador de Estados Unidos en Afganistán, Ross Wilson.

Desde el 14 de agosto, un día antes de que los talibanes tomaran el control de Afganistán, más de 79.000 civiles habían sido evacuados en vuelos militares desde Kabul, incluidos 6.000 estadounidenses, indicó el general McKenzie.

Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos, anunció que se suspendió la presencia diplomática en Afganistán y que sus operaciones se trasladaron a Doha, en Catar. Sin embargo, Washington seguiría colaborando con los estadounidenses que quieran salir de Kabul tras la retirada final de las tropas de Estados Unidos.

Unas horas antes de la evacuación final, Blinken había indicado que “menos de 200” estadounidenses aún continuaban en Afganistán.

Además, agregó que Estados Unidos estaría dispuesto a “trabajar” con los talibanes si estos cumplen sus promesas.

“Cada paso que demos se basará no en lo que diga el gobierno talibán, sino en lo que haga para cumplir sus compromisos”, señaló Blinken, quien afirmó que los talibanes debían ganar “legitimidad y apoyo” de la comunidad internacional.