Pintan “Cuba libre” frente a la embajada cubana en Washington DC

El mensaje fue pintado sobre el asfalto en las afueras de la embajada cubana en Washington DC y acompañado por las iniciales VZLA, en alusión a Venezuela
"Cuba libre" en la embajada cubana de Washington D.C.
 

Reproduce este artículo

Las protestas en Cuba no solo han sacudido a varias localidades dentro de la Isla, sino en todo el mundo y esta vez tocó las puertas de la embajada de La Habana en Washington DC, capital de Estados Unidos, donde se pudo leer un mensaje pintado en el asfalto con la frase: “CUBA LIBRE”, con las pequeñas siglas "VZLA", haciendo alusión a Venezuela. 

“Frente a la embajada de Cuba en Washington DC se lee: CUBA LIBRE. Estamos con ustedes hermanos cubanos que luchan por su libertad. Estamos en la misma lucha: Libertad”, publicó en su Twitter Carlos Vecchio, delegado diplomático ante la Casa Blanca del líder opositor venezolano Juan Guaidó.

En la publicación, Vecchio compartió la imagen del mural junto a la etiqueta #SOSCUBA, que se ha hecho viral en las redes sociales.

La iniciativa de un grupo de personas, probablemente planeadas en horas de la madrugada del día viernes, escribieron la frase en apoyo a las protestas en Cuba contra el régimen castrista y aún permanecen en anonimato.

Publicación de Carlos Vecchio en Twitter

Publicación de Carlos Vecchio en Twitter

Erica Cunningham, portavoz del Departamento de Obras Públicas del Distrito de Columbia, donde está Washington, dijo que el equipo de esa agencia se trasladó el viernes a la legación diplomática para quitar “la pintura no autorizada”.

La agencia EFE luego confirmó que las enormes letras fueron retiradas.

Anteriormente, se habían difundido imágenes de un enorme cartel de color blanco y letras negras instalado frente a la Casa Blanca, con el mensaje: SOS CUBA.

El domingo 11 de julio, miles de cubanos salieron a las calles para protestar contra el régimen bajo el grito de “libertad”, que ya ha dejado a cientos de personas detenidas y enfrentamientos después de que Miguel Díaz-Canel pidiera a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes.

Estas protestas serían las más grandes que han ocurrido en Cuba desde el llamado “maleconazo” de agosto de 1994, que se llevan a cabo justo cuando el país está hundido en la miseria, con una grave crisis económica y sanitaria, afectado por la pandemia del COVID-19 y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y largos cortes de electricidad.