Cubanos exigen fin de dictadura frente a embajada de régimen en Washington DC

“Si el pueblo está en la calle, nosotros también”; “Díaz-Canel, fuera del poder”; y “Patria y Vida” son algunos de los coros y consignas que se les escucha decir a los manifestantes, cuya protesta se realiza en solidaridad con los cubanos que se han manifestado en la isla
Cubanos se manifiestan en Washington DC
 

Reproduce este artículo

Centenares de cubanos se manifiestan este sábado frente a la embajada del régimen en la capital estadounidense, Washington DC, para exigir el fin de la dictadura y la libertad.

“Si el pueblo está en la calle, nosotros también”; “Díaz-Canel, fuera del poder”; y “Patria y Vida” son algunos de los coros y consignas que se les escucha decir a los manifestantes, cuya protesta está siendo transmitida por las plataformas de ADN Cuba.

Los cubanos libres, como se definen los participantes en el acto, demandan la constitución de un régimen democrático en la isla, con votaciones libres y una representación auténtica del pluralismo político realmente existente.

Asimismo, piden el fin de la represión a los participantes en la histórica jornada de protestas del 11 de julio, muchos de los cuales continúan detenidos y serán procesados bajo cargos fabricados.

El oficialismo del régimen cubano acusa saqueos y actos vandálicos en las protestas, pero ha aprovechado para detener y procesar a manifestantes pacíficos, activistas y periodistas independientes, en explícito castigo y represión a la disidencia y el libre ejercicio de las libertades y derechos civiles, políticos e individuales.

La ONG Cubalex, que da asesoría legal a defensores de derechos humanos en Cuba, ya suma en su listado 446 personas detenidas y desaparecidas durante las protestas.

En DC, los manifestantes pidieron su inmediata liberación e instaron a los residentes en la isla a seguir defendiendo sus derechos y libertades individuales, tanto políticas como económicas y civiles.

Este sábado también más de 100 mil cubanos según cifras de medios oficialistas se congregaron en la emblemática Piragua del Malecón habanero para mostrar su apoyo al régimen y su rechazo a las manifestaciones públicas y disidencias al mismo, las cuales, alega el castrismo, son resultado de campañas y provocaciones que buscan la desestabilización.

El acto fue explícitamente organizado para contrarrestar las manifestaciones que se produjeron entre el 11 y el 14 de julio, en las que miles demandaron un cambio político al grito de “libertad”, “abajo el comunismo” y “patria y vida”.