Luisiana y Mississippi devastadas tras el paso del huracán Ida

Los fuertes daños de la ahora depresión tropical Ida comienzan a revelarse a tan solo dos días de que tocara tierra en las costas de Luisiana
Calles y casas inundadas en Luisiana / AP
 

Reproduce este artículo

La ahora depresión tropical Ida dejó sin electricidad a más de un millón de personas, inundaciones y daños en las redes petroleras luego de que tocara tierra en Luisiana como un poderoso huracán de categoría 4 el pasado 29 de agosto.

Al menos cuatro muertos fueron reportados como consecuencia de la tormenta, dos en Luisiana y dos en Mississippi, donde varios vehículos fueron tragados por un hoyo que se generó tras el hundimiento de una carretera.

Aunque los daños son incalculables hasta los momentos, los efectos de Ida están lejos de comprarse con los del huracán Katrina, que tocó tierra en el mismo estado y en la misma fecha, hace 16 años.

A la mañana del 31 de agosto, más de un millón de personas están sin energía de los 2,2 millones de conexiones que rastrea el proyecto Power Outage en Luisiana.

“Esta restauración no será rápida”, dijo Rod West, jefe de operaciones de servicios públicos Entergy. “Ida fue un evento de viento catastrófico significativo, mientras que Katrina fue un evento de agua en comparación”.

Refugios y servicios de comida

Millones de servicios de comida y agua potable continúan llegando a los residentes de Luisiana que fueron afectados por Ida mientras el equipo de rescate colabora con las personas damnificadas.

“Estamos suministrando 4.4 millones de comidas rápidas, 3.2 millones de litros de agua y miles de toldos, así como generadores de energía a las personas afectadas”, indicó Daniel Llargués, portavoz nacional de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

Llargués destacó que las tareas de limpieza y levantamiento de escombros están en marcha, pero que las intensas lluvias e inundaciones que arrastra Ida “seguirán siendo una amenaza hasta este miércoles”.

Los daños de Ida comienzan a revelarse a tan solo dos días de que llegara a la costa de Luisiana, cerca de Port Fourchon.