Alex Saab se presentó por primera vez ante la Justicia de EEUU: juez le niega libertad bajo fianza

Un juez del tribunal federal de Estados Unidos le leyó a Alex Saab los ocho cargos por los que se le acusa, siete por lavado de dinero y uno por conspiración
Alex Saab se presentó por primera vez ante un tribunal de Miami
 

Reproduce este artículo

El empresario colombiano señalado como testaferro de Nicolás Maduro, Alex Saab, tuvo su primera audiencia judicial ante un tribunal de Miami luego de su extradición desde Cabo Verde el 16 de octubre.

El juez John J. O’Sullivan, del tribunal federal de Estados Unidos para el distrito sur de Florida, le leyó sus ocho cargos: siete cargos por lavado de dinero al haber transferido 350 millones de dólares fuera de Venezuela a cuentas extranjeras de su propiedad o bajo su control, y un cargo por conspiración.

Saab participó de forma virtual desde la prisión federal donde se encuentra detenido. Se le asignó al abogado de oficio, Henry Bell, pero a pesar del intento por defender a Saab, O’Sullivan le negó la libertad bajo fianza debido al alto riesgo de fuga en el caso.

El juez anunció que la próxima audiencia se desarrollará el próximo 1 de noviembre, donde Saab debe indicar si se declara culpable o no culpable por los cargos imputados.

Más de 300 personas fueron testigos de la audiencia inicial en el Distrito Sur de la Florida, entre ellos se encontraba Carlos Vecchio, embajador del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó; y el diputado Carlos Paparoni. Del mismo modo, la sesión virtual fue seguida por funcionarios venezolanos opositores y decenas de medios internacionales.

Según la acusación, entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015, Saab y su mano derecha Álvaro Enrique Pulido, se confabularon con otras personas para lavar sus ganancias y transferirlas desde Venezuela hasta cuentas bancarias en Estados Unidos.

Por otro lado, en mayo de 2019, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Saab por su presunta participación en varias tramas de corrupción que incluye construcción de viviendas populares, distribución de alimentos a los pobres y operaciones ilícitas con el oro venezolano.

Según OFAC, Saab y Pulido tuvieron acceso a la cúpula del régimen de Maduro a través de Cilia Flores, esposa del líder chavista, sus tres hijos y un primo de estos; todos ellos están acusados de corrupción, lavado de dinero e, incluso, de tráfico de drogas.

Declaraciones de la esposa de Saab

El domingo, la esposa de Saab, la italiana Camilla Fabri, aseguró durante una concentración en favor de su esposo en Caracas que no colaborarán con la Justicia de Estados Unidos.

“No tengo nada que colaborar con Estados Unidos, no he cometido ningún delito ni en Estados Unidos ni en ningún país y no pienso mentir para favorecer a un país que impuso un bloqueo inhumano a Venezuela”, dijo Fabri, asegurando que Saab le había escrito antes de ser extraditado.

En el texto, el empresario colombiano dijo que enfrentará la Justicia estadounidense con “total dignidad y haciendo valer su inmunidad diplomática como servidor de la República Bolivariana de Venezuela”.

Saab responsabilizó a Estados Unidos y a la oposición venezolana por lo que pueda pasar con su vida y su integridad física.

Insistió que su arresto fue ilegal, una denuncia que hizo el régimen de Maduro que lo nombró diplomático después de ser detenido el 12 de junio en Cabo Verde en virtud de una orden de captura emitida a través de Interpol por Estados Unidos.

Fabri denunció que no pudo visitar a Saab durante su arresto y que el único familiar que fue autorizado como visitante, fue la hermana del empresario colombiano.