Granma asegura que extradición de Saab es un secuestro

“Ilegal y repudiable acto” es la frase escogida por el diario del Partido Comunista Cubano para calificar la decisión del gobierno de Cabo Verde.
Alex-Saab.jpg
 

Reproduce este artículo

Granma califica de “secuestro” la extradición del político venezolano Alex Saab a Estados Unidos, en un artículo publicado este 18 de octubre.

“Ilegal y repudiable acto” es la frase escogida por el diario del Partido Comunista Cubano y decano de la prensa oficialista para tachar la decisión del gobierno de Cabo Verde ante el pedido del Departamento de Justicia estadounidense.

También justificó el vuelco dado por Caracas al poner fin a las negociaciones con la oposición, que tenían lugar en México, tras conocer la noticia de la extradición.

Según Granma, el objetivo de los gobierno de Estados Unidos y Colombia —al que también implica en el “complot”— sería boicotear las negociaciones entre la oposición y el oficialismo.

Saab es uno de los representantes permanentes de Venezuela en la Mesa de Diálogo con la oposición, “con lo cual este crimen atenta también contra el buen desarrollo de las negociaciones”, declaró el gobierno venezolano.

El régimen chavista responsabilizó a Cabo Verde y a Estados Unidos por “la vida y la integridad física” de Saab, y señaló que el gobierno de Venezuela se reserva las acciones que tomará “en consecuencia”.

Saab, de quien se sospecha es uno de los testaferros de Nicolás Maduro, este lunes será presentando por primera vez ante un tribunal de Miami. Enfrenta cargos federales por haber transferido 350 millones de dólares fuera de Venezuela a cuentas de su propiedad o bajo su control, por lo que sus bienes o activos en Estados Unidos están congelados.

Poco después de su arribo a Miami en la noche del sábado, se difundieron en redes sociales imágenes de Saab siendo trasladado por un funcionario de seguridad estadounidense. El video muestra al colombiano esposado y escoltado por agentes hasta que sube una camioneta en la que es llevado al centro de detención.

El empresario colombiano fue acusado en julio de 2019 en Miami por lavado de dinero y arrestado en 2020 durante una escala de avión en Cabo Verde, frente a la costa de África Occidental.