Muere veterano de la Marina mientras esperaba su juicio en relación con el asalto al Capitolio

Veterano de la Infantería de Marina de EEUU fue acusado de ser parte de la multitud agresiva que ingresó al Capitolio el pasado 6 de enero
John Anderson es rociado con gas pimienta el 6 de enero / FBI
 

Reproduce este artículo

Un veterano de la Marina de Estados Unidos murió en un hospital de Florida a los 61 años mientras esperaba su juicio en relación con el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero por parte de seguidores del expresidente Donald Trump.

John Anderson falleció en Jacksonville el 21 de septiembre, según sus familiares y su abogado, quienes no revelaron la causa de muerte del veterano.

El abogado de Anderson asegura que su cliente era inocente de los cargos que se le imputaban y murió “acusado injustamente”.

“Mi dulce esposo falleció para estar con el Señor”, dijo la esposa de Anderson, que pidió privacidad mientras se encuentre de luto.  

El veterano de la Infantería de Marina fue acusado de siete cargos en relación con el ataque al Capitolio, que incluye desorden civil, interferencia con la aplicación de la ley y robo de propiedad del Gobierno.

John Anderson luego de ser rociado con gas pimienta el pasado 6 de enero / Foto cortesía: Marina Medvin

John Anderson luego de ser rociado con gas pimienta el pasado 6 de enero / Foto cortesía: Marina Medvin

Las autoridades argumentaron que Anderson era parte de la multitud que intentó atravesar el Capitolio a través de un túnel mientras se enfrentaba con los oficiales durante el proceso.

Sin embargo, su representación legal indicó que quedó atrapado por la aglomeración de personas que lo empujaron hacia el edificio y no pudo salir de la confusión.

Los videos de vigilancia señalaron que el día del asalto, Anderson fue rociado durante el caos con una sustancia química que liberó un seguidor de Trump. También fue rociado con gas pimienta por parte de la policía.

Finalmente, fue asistido por policías a través de un túnel del Capitolio y dijo a los oficiales que le salvaron la vida, según recoge el diario Just the News.

“John Anderson murió siendo un hombre inocente”, dijo su abogado. “Nunca lastimó ni tocó a un solo oficial de policía. La evidencia en video lo prueba”.