FARC defiende al régimen cubano ante acusaciones del gobierno de Colombia

La desmovilizada guerrilla de las FARC, convertida en partido político, defendió al régimen cubano ante acusaciones de una injerencia de Cuba en las próximas elecciones de Colombia en el 2022. 
FARC defiende al régimen cubano
 

Reproduce este artículo

Rodrigo Londoño Echeverry, presidente del partido político Fuerza Revolucionaria Alternativa Común (FARC), expresó el martes su solidaridad con el régimen cubano y rechazó las acusaciones del gobierno de Iván Duque sobre la injerencia de Cuba en las próximas elecciones de Colombia en 2022.

Londoño Echeverry, conocido por el alias de “Timochenko” es el último líder de la antigua y sanguinaria guerrilla de las FARC, que se convirtió en un partido político tras los acuerdos de paz firmados en La Habana en 2016.

“Como signatario del Acuerdo Final de Paz y presidente del partido FARC, quiero expresar mi solidaridad con el pueblo y el gobierno de Cuba ante los recientes hechos”, tuiteó Londoño, quien pasó de ser uno de los hombres más buscados de Colombia a convertirse en un personaje “clave” para la paz de ese país.

La posición de Londoño Echeverry fue compartida por el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, que aseguró que se trata de “una estrategia mediática de la ultraderecha dirigida a escalar tensiones entre naciones hermanas, que incentiva la política bélica de Donald Trump, además de amenazar a los sectores opositores en Colombia”.

Sandra Ramírez, senadora de la República por el partido FARC y viuda de Manuel Marulanda, alias “Tirofijo”, el histórico líder y fundador de esa guerrilla, coincidió totalmente con esas posiciones y enfatizó en Twitter: “la ultraderecha que está amañada en el poder y en declive, busca todos los trucos para atacar la soberanía de Cuba”.

Las relaciones entre Colombia y Cuba han ido aumentando a raíz del informe realizado por agencias de estado. El presidente Iván Duque advirtió que expulsará a los diplomáticos cubanos que violen la convención de Viena y realicen acciones para interferir a favor de la izquierda en las elecciones presidenciales del 2022.

El informe realizado por agencias del Estado y publicado por la Revista Semana, un medio prestigioso del país, señala textualmente que “Cuba ejecuta una estrategia de injerencia en Colombia a través de la orientación de cubanos con cobertura diplomática en organizaciones sociales solidarias, la infiltración de programas de cooperación con autoridades locales y su financiación por medio del ELN”.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, respondió el lunes a las acusaciones del gobierno colombiano y compartió un artículo publicado en el diario Juventud Rebelde, que recogió la postura del Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba, y cuya organización calificó los señalamientos en su contra como una “calumnia”.

El expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez (2002-2010),  uno de los políticos más influyente del país, también se pronunció contra el régimen cubano y advirtió que no iba a permitir que "Colombia sea llevada al paredón”.

El paredón era el mecanismo utilizado por el Che Guevara, Fidel Castro y en general la revolución cubana para fusilar a quienes no estuvieran de acuerdo con el plan político y económico que tenían los comunistas para la isla. Se estima que al menos 7 mil personas fueron asesinadas en esas circunstancias.

“Para Cuba paz es imposición neo comunista a través del terrorismo y de sus aliados políticos”, y aseguró que en la isla “llevaron al paredón las libertades, la creatividad privada y el bienestar general”, agregó Uribe.