Colombia podría expulsar diplomáticos cubanos
El presidente Iván Duque advirtió que expulsará a diplomáticos que estén realizando tareas de interferencia en Colombia
 

Reproduce este artículo

El presidente Iván Duque advirtió que expulsará a diplomáticos que estén realizando tareas de interferencia en Colombia. Sus declaraciones, son emitidas horas después de que se hicieran públicos datos de un informe realizado por agencias de estado con denuncias sobre la existencia de un entramado para la injerencia de Cuba en la nación sudamericana de cara a los comicios presidenciales de 2022, en los cuales el régimen de La Habana querría que la izquierda obtuviese la victoria.

“Cuando nosotros observemos que en el territorio nacional, sea del país que sea, hayan funcionarios diplomáticos que estén actuando contrario al espíritu de la Convención de Viena sobre las relaciones internacionales, procederemos conforme a la misma convención a solicitar su expulsión. Procederemos, conforme a todos los canales diplomáticos. Por eso, cualquier tipo de debate que se suscite con respeto a esas materias se manejara siempre bilateralmente, pero fundamentalmente sobre el criterio y principios de la Convención de Viena”, expresó el mandatario.

El presidente subrayó además: “Creo que esto es muy importante para que nosotros entendamos que en nuestro territorio: bienvenidos todos los diplomáticos que vengan a fortalecer los lazos, pero también seremos claros, seremos implacables y contundentes con quienes pretenden en el ejercicio de sus funciones diplomáticas, venir a nuestro país a tratar de interferir  en el sano desarrollo del curso institucional colombiano

“Es un mensaje general para que no nos circunscribamos a casos puntuales. Con esto doy la línea y he dado claridad sobre cuál es la política de nuestro gobierno”, puntualizó Duque.

En su comparecencia, afirmó: “No permitiremos que en nuestro país tengan presencia funcionarios que salgan de sus competencias reguladas por la Convención de Viena sobre la relaciones entre los estados”. “En virtud de eso mantendremos el ojo siempre avizor, de presentarse esas conductas las manejemos con claridad y contundencia con el estado que corresponda”, concluyó el presidente.

Según el documento, al cual tuvo acceso la revista Semana, uno de los medios colombianos más prestigiados, “Cuba ejecuta una estrategia de injerencia en Colombia a través de la orientación de cubanos con cobertura diplomática en organizaciones sociales solidarias, la infiltración de programas de cooperación con autoridades locales y su financiación por medio del ELN”.

Uno de los actores principales dentro de esa estrategia es el embajador de Cuba en Colombia, José Luis Ponce Caraballo, quien presentó credenciales ante el gobierno de Juan Manuel Santos mientras Bogotá negociaba la paz con las FARC.

De él se asegura en el informe titulado “Estrategia de injerencia cubana en asuntos de independencia y soberanía de Colombia” que “habría sido expulsado de Estados Unidos por espionaje el 19 de agosto de 1996”. 

“Además, se hace una reseña de su gestión diplomática, y fuentes cercanas a la investigación le dijeron a Semana que se indaga si él y su segundo a bordo en Bogotá estarían al tanto del plan cubano de injerencia indebida en los asuntos internos del país. Las autoridades identificaron que los tentáculos cubanos tienen interés, simpatía y relación cercana con un aspirante a la Presidencia”, detalla el referido medio en su reporte sobre el entramado.

De él se asegura en el informe titulado “Estrategia de injerencia cubana en asuntos de independencia y soberanía de Colombia” que “habría sido expulsado de Estados Unidos por espionaje el 19 de agosto de 1996”. 

“Además, se hace una reseña de su gestión diplomática, y fuentes cercanas a la investigación le dijeron a Semana que se indaga si él y su segundo a bordo en Bogotá estarían al tanto del plan cubano de injerencia indebida en los asuntos internos del país. Las autoridades identificaron que los tentáculos cubanos tienen interés, simpatía y relación cercana con un aspirante a la Presidencia”, detalla el referido medio en su reporte sobre el entramado.

Las relaciones entre Colombia y Cuba durante el gobierno de Iván Duque han tenido momentos de tensión y la existencia del informe acusatorio podría enturbiarlas aún más. La injerencia pretendida o real de La Habana en países latinoamericanos no es inédita, pero su exposición ahora con un nuevo caso o entramado deja en entredicho una vez más al régimen, enfrascado en negar actuaciones que motivaron su inclusión en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo confeccionada por el Departamento de Estado estadounidense.