Colombia: guerrilleros planearon ataque a Duque desde Venezuela

El ministro de Defensa, Diego Molano, ofreció pruebas que implican a un grupo de guerrilleros disidentes, el Frente 33, con el atentado al mandatario y a una unidad del Ejército colombiano.
FARC-Duque
 

Reproduce este artículo

Autoridades colombianas responsabilizaron este 22 de julio a exmiembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) radicados en Venezuela de organizar el atentado contra el presidente Iván Duque.

El ministro de Defensa, Diego Molano, señaló que esto sería una muestra de cómo el gobierno de Venezuela permite la operación de miembros de las exFARC en su territorio.

En uno de los audios que presentó Molano como prueba, un sujeto identificado como Ciro Alfonso Gutiérrez Ballesteros, intentaría convencer a un hombre —cuya identidad no fue revelada— de vincularse a la acción criminal, pese a que este le manifiesta que tiene miedo.

El 25 de junio fue atacado a tiros el helicóptero en el que viajaba Duque en una región fronteriza con Venezuela, sin que nadie resultara lesionado. Fue el primer atentado de este tipo contra un jefe de Estado en la historia reciente.

La aeronave, en la que también iban ministros del gobierno colombiano, fue alcanzada por varias ráfagas de fusil. Las autoridades encontraron en inmediaciones del aeropuerto de Cúcuta algunas armas FAL y AK–47 que se habrían usado en el atentado, además capturaron a uno de los presuntos tiradores, Édison Durán Ascanio, alias “Ascanio”.

Según Molano, la responsabilidad recae en el Frente 33 de las FARC, una facción que no se acogió a los acuerdos de paz firmados con el gobierno en el 2016 y que según la policía colombiana opera desde Venezuela.

Las autoridades encontraron una relación directa entre el atentado al presidente y el atentado con un carro bomba a la Brigada 30 del Ejército perpetrado 10 días antes en la ciudad de Cúcuta y que dejó 44 personas heridas, entre ellos algunos militares estadounidenses. Los dos hechos serían autoría del Frente 33.

Por estos atentados fueron capturados diez presuntos integrantes del Frente 33 de las disidencias, siete de ellos en la investigación del ataque a la base militar y tres más por el atentado al presidente.

Uno de ellos fue identificado como Andrés Fernando Medina Rodríguez, alias “El Capi”, un exmilitar del Ejército colombiano, señalado de diseñar el atentado por sus conocimientos aeronáuticos y militares.

El exmilitar alias “Capi” habría ofrecido su plan para atentar contra el presidente a los cabecillas de las disidencias de las FARC.

“Elaboró un estudio topográfico del aeropuerto Camilo Daza (de Cúcuta) y señaló cómo debían comportarse los tiradores y en qué lugar ubicarse para no ser detectados”, señaló la Fiscalía en un comunicado.