Capturan a dos policías implicados en abuso que impulsó protestas
También fueron capturadas otras cinco personas señaladas de pertenecer a una célula urbana de las disidencias de las Farc, quienes desataron los desmanes en las manifestaciones contra la brutalidad policial.
Fotografía cedida hoy por la Fiscalía General de Colombia que muestra el momento en que es detenido el patrullero de la Policía Juan Camilo Lloreda Cubillos (c), por integrantes del CTI de la Fiscalía, en Bogotá (Colombia)
 

Reproduce este artículo

La Fiscalía General de Colombia confirmó este viernes la captura de los dos policías involucrados en la muerte de Javier Ordóñez, así como la detención de cinco personas vinculadas a las disidencias de las FARC por "auspiciar los actos vandálicos" de las protestas de la semana pasada en Bogotá.

"Hoy anuncio al país la captura de los dos patrulleros, Harby Rodríguez Díaz y Juan Camilo Lloreda Cubillos, investigados por la muerte del señor Javier Ordóñez Bermúdez ocurrida el pasado 9 de septiembre", anunció el fiscal general Francisco Barbosa.

La Fiscalía presentará a los detenidos ante un juez de control de garantías y les imputará los delitos de tortura y homicidio agravado.

Rodríguez fue capturado ayer en el barrio Bosa, en el sur de Bogotá, mientras que Lloreda se entregó este viernes a las autoridades luego de diversas diligencias de verificación y allanamiento de la Fiscalía.

Los agentes son señalados como presuntos responsables de la muerte de Ordóñez, de 46 años, quien falleció en una clínica de Bogotá la madrugada del 9 de septiembre, después de ser reducido brutalmente por los uniformados que descargaron de manera prolongada sobre él una pistola eléctrica táser durante su arresto.

Las capturas se conocen horas después de que se publicara el relato de Wílder Salazar, amigo de la víctima y testigo del abuso policial, quien contó que Ordóñez fue golpeado salvajemente y sus pedidos de auxilio fueron negados por los policías.

PROTESTAS Y VANDALISMO

La muerte de Ordóñez desató violentas manifestaciones contra la brutalidad policial que se cobraron la vida de otras 13 personas, diez de ellas en Bogotá y tres en la vecina localidad de Soacha.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, ha responsabilizado a policías de la muerte de esas 13 personas con base en videos en los que se ve a algunos de ellos disparando.

Durante las jornadas de movilizaciones del 9 y 10 de septiembre 72 Comandos de Atención Inmediata (CAI) de la Policía fueron blanco de acciones vandálicas y de estos 33 fueron incinerados.

Según investigaciones de las autoridades nacionales, las protestas supuestamente fueron infiltradas por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidencias de las FARC, entre otros grupos de "anarquistas y terroristas".

Sobre esto, Barbosa anunció este viernes que la Fiscalía capturó a cinco personas "señaladas por presuntamente auspiciar los actos vandálicos ocurridos en Bogotá, que ocasionaron graves daños a los bienes del Estado".

TERRORISMO URBANO

Según la Fiscalía, los detenidos supuestamente hacen parte de células terroristas urbanas identificadas con los nombres de "Escuelas de Resistencia Civil", "Uniones Solidarias" y "Comandos Urbanos", que presuntamente pertenecen a las disidencias de las FARC.

"Se logró impactar una estructura (banda) delincuencial dedicada al terrorismo durante las jornadas de protesta social que se llevaron a cabo del 21 al 24 de noviembre del año pasado y del 9 al 11 de septiembre de este año", aseguró Barbosa.

La Fiscalía detalló que, conforme a las pruebas obtenidas, esas redes urbanas ilegales instigaron los desmanes contra el transporte público durante las protestas de 2019, así como participaron en la organización de un plan criminal para atacar sistemáticamente los CAI de la Policía en Bogotá.

"Las investigaciones dan cuenta de que estas organizaciones criminales ofrecen capacitación y entrenamiento a jóvenes estudiantes de diferentes centros educativos, estimulan la creación de movimientos clandestinos barriales y diseñan mecanismos para financiar actividades violentas y de infiltración en las ciudades", agregó.

Entre los detenidos están alias "Justo", presunto jefe de una célula urbana; alias "La Pola", supuesta articuladora de movimientos de masas y adoctrinamiento; alias "El Profe", quien sería el responsable de convocar y estimular acciones vandálicas, y alias "Erika", señalada de coordinar movimientos, reclutamiento y adoctrinamiento en universidades.

La Fiscalía también llevará ante la justicia a alias "Martín", quien ya se encuentra recluido en un centro carcelario.

Los cuatro detenidos este viernes serán imputados por los delitos de terrorismo, perturbación en servicio de transporte público, colectivo u oficial, y concierto para delinquir.