5 razones por las que no convocarán a los legionarios a la Selección Nacional de Fútbol de Cuba

Después de la última intervención del responsable de la Comisión Nacional de Futbol, órgano subordinado al Ministerio de Deportes Cubano, y haciendo un recuento de los últimos 2 años, he decidido ofrecerles 5 razones de peso que me han convencido de que no quieren convocar a los futbolistas cubanos profesionales a la Selección Nacional Cubana... Por lo menos, no en un futuro cercano.

1ra. AFC pinta muy poco en Cuba.

La Asociación de Fútbol de Cuba (AFC), que debería llamarse FEDERACIÓN, no tiene brocha en este festival de pintura expresionista. Sencillamente permanece maniatada en su intención (me consta) de echar adelante la convocatoria legionaria.

¿Por qué es un miembro (comisionado) del gobierno (INDER) quién habla de las directrices de la convocatoria? ¿Acaso en el reglamento FIFA no se deja bien claro que las federaciones son AUTÓNOMAS e independientes al Estado en cualquier país del mundo?

No existe voluntad política para la convocatoria de los futbolistas en el extranjero y nuestra Federación no tiene mucho más que hacer.

2da. Si no puede el Deporte Nacional, el fútbol que espere.

Un punto muy importante éste. No solo después de la ruptura del tratado con la MLB, sino que viene de antes.

Muchos colegas me han dicho -por privado- que primero será el beisbol, primero que todo será el deporte nacional quien pueda armar su trabuco para que después sea el fútbol.

El miedo perenne a que, con la convocatoria de nuestras estrellas en el extranjero, la afición definitivamente gire su atención hacia el fútbol, es algo que atormenta algunas cabezas decisoras en este país.

¿Hasta cuándo esa batallita absurda entre deportes que simplemente deberían convivir en armonía y respeto? ¿Por qué negar el interés masivo y creciente por el balompié en nuestra nación?

3ra. Excusas cambiantes y poco creíbles

Desde hace casi 2 años, hemos estado viendo y escuchando, un sinfín de excusas y requisitos que cambian en el tiempo de manera sorprendente y como, si los que estamos de esta parte, tuviéramos memoria de pez gato.

Primero que si una carta de intención, luego que si un convenio entre AFC y jugadores, más adelante que si "elegibles" y "no elegibles" por su manera de abandonar el país, después que si algunos elegibles que juegan en USA tienen otro tratamiento, que si pasaporte vigente y documentos en regla, que si tienen que venir personalmente a La Habana... En fin, el mar.

Lo que dice uno, lo contradice el otro, lo que un periodista interpreta, otros le refutan. Han sido varios meses de anuncios en Facebook de páginas acreditadas y reporteros oficialistas, que luego se ven "traicionados" por la palabra de algún directivo.

4ta. Cero comunicación con los legionarios

Este punto parece un chiste de mal gusto, pero es literalmente así. No existe comunicación de la AFC con los futbolistas que ellos mismo llamaron "elegibles".

Nadie le avisa a Onel Hernández, a Jorge Corrales o a Marcel Hernández de que no serán convocados y las causas de esa decisión. Básicamente no hay comunicación ni para lo bueno ni para lo menos bueno. Nuestros futbolistas no se sienten respaldados por su federación ni siquiera -repito- perteneciendo al grupito de legales o disponibles.

La relación cercana de la AFC con los futbolistas debería ser clave para que éstos no se desanimaran con cada convocatoria en la que les omiten. Una justificación, una llamada, o un mensaje de algún federativo, podría calmar la impaciencia -cada vez más aguda- de estos muchachos que están como locos por ser llamados al equipo mayor.

5ta. No es rentable, al menos eso creen

No es menos cierto que convocar a los legionarios implica un gasto extra para las Federación Cubana. El tema pasaje de ida y retorno, su hospedaje, su dieta y sobre todo el pago de seguros (garantías de lesión) los clubes de los jugadores, junto a las demás situaciones adjuntas a traer futbolistas profesionales, implica unos recursos que no creo que estén dispuestos a exponer en este momento que vive el país. Ya sé que no es mucho dinero, hablando en base a que es una federación nacional pero, no solo sería el dinero que habría que invertir en su estancia, sino también crear las condiciones mínimas para que clubes como el Chicago Fire o el Norwich City, ambos en primeras divisiones, puedan "confiar" en que sus jugadores no tendrán inconvenientes físicos a su retorno. Eso lleva una inversión en terrenos y espacios de entrenamiento que tampoco pueden hacer frente.

Conclusiones

Antes de concluir quiero dejar bien clara mi posición en el tema de la Selección. Convocar solo a los que ellos creen legales, NO va a resolver el problema. Una grandísima parte de nuestros mejores exponentes están en el bando presillado, en el rincón prohibido y eso no favorece a nuestro futbol. Creo y espero una Selección Nacional con TODOS los futbolistas que quieran y tengan la calidad técnica y táctica para aportar a nuestro equipo.

No obstante, el panorama lo noto gris clarito, sin colores y con poca visibilidad. Una neblina que no permite que los que deciden puedan ver mas allá de su buró.

Soy de los que pienso concienzudamente que si Cuba convocara a su Selección Nacional de Fútbol a todos sus efectivos disponibles, independientemente de su estatus de "elegibles" o "no elegibles" armaríamos un conjunto capaz de competir en serio por una soñada clasificación mundialista... Pero como señala la antepenúltima palabra de la oración anterior, esto sigue siendo solo un sueño.