Varios políticos de Florida reciben vacuna contra el COVID-19

Los representantes Marco Rubio, Charlie Crist, Stephanie Murphy, Donna Shalala y Darren Soto recibieron su primera dosis de la vacuna, pero fueron criticados en redes sociales y por algunos colegas.
Políticos de Florida reciben vacuna COVID-19
 

Reproduce este artículo

Cinco miembros del Congreso de Estados Unidos por Florida se encuentran entre los primeros representantes políticos en recibir la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2, pero están siendo criticados en las redes sociales porque es escasa y no estará disponible para la mayoría de las personas hasta dentro de varios meses.

El senador cubanoamericano Marco Rubio y los representantes estadounidenses Charlie Crist, Stephanie Murphy, Donna Shalala y Darren Soto recibieron su primera dosis de la vacuna, según una encuesta de funcionarios electos realizada por South Florida Sun Sentinel.

Aunque la vacuna está limitada en la Florida para los trabajadores de la salud y a los residentes de centros de atención a largo plazo. A todos los miembros del Congreso se les ofrece las primeras dosis como parte de los protocolos para garantizar la "continuidad de las operaciones gubernamentales", según Associated Press

El presidente electo Joe Biden recibió su primera dosis el lunes frente a las cámaras como parte de un esfuerzo por promover la seguridad de recibir las vacunas.

Estando muy limitado el suministro de vacunas Covid-19 aprobadas desde comienzos de diciembre, obligan a los estados a tomar decisiones cuidadosas sobre quiénes deberían estar entre los primeros en vacunarse. Por lo que las fotos de Rubio y otros legisladores recibiendo sus primeras dosis ha despertado polémica.

La representante demócrata, Stephanie Murphy, recibió la vacuna basándose en el consejo del médico tratante del Capitolio, dijo la congresista durante una entrevista con MSNBC, con el fin de generar confianza en la vacuna

“También tomé esta vacuna, francamente, porque algunos de mis colegas se han convertido en súper esparcidores, y debo tomar un vuelo semanalmente, viajando hacia y desde Washington”, dijo Murphy. "Estos colegas que se niegan a seguir los consejos de los funcionarios de salud pública ... nos están poniendo en riesgo".

Rubio publicó el sábado una foto de sí mismo con una camiseta y gorra con un trabajador de la salud que le administraba una vacuna en el brazo.

“Sé que aparté la mirada de la aguja. Y sí, sé que necesito un bronceado. Pero estoy tan seguro de que la vacuna # Covid19 es segura y eficaz que decidí tomarla yo mismo ”, tuiteó el congresista.

Algunos han criticado a los miembros del Congreso que han recibido la vacuna, en particular a los más jóvenes o que minimizaron la gravedad de la pandemia. Los críticos dicen que los funcionarios electos no deberían saltarse la fila y adelantarse a las personas más vulnerables.

“Marco Rubio es un sano de 49 años. No está en un asilo de ancianos. No es un trabajador de la salud. No es socorrista. Asiste a eventos de Superspreader sin máscara. Hoy recibió la vacuna COVID-19 ”, tuiteó Daniel Uhlfelder, un abogado de Santa Rosa Beach que presentó una demanda para intentar obligar al gobernador Ron DeSantis a cerrar las playas para evitar una mayor propagación del virus.

Cuatro de los líderes electos de Florida que tomaron la vacuna tienen menos de 65 años. Soto y Murphy tienen 42 años y Crist tiene 64 años. Shalala tiene 79 años y dejará el Congreso en enero después de perder su candidatura a la reelección.

Karamo Brown , una de las estrellas del reality Queer Eye de Netflix , tuiteó fotos de los republicanos Rubio, la senadora Lindsey Graham y el vicepresidente Mike Pence recibiendo las primeras dosis y criticó por estar en “los últimos ocho meses politizando el coronavirus”.

El gobernador Ron DeSantis y varios miembros de la delegación del Congreso de Florida indicaron que esperarán para aplicársela. El representante estadounidense Brian Mast, que representa al norte del condado de Palm Beach y Treasure Coast, criticó a sus colegas por tomar la vacuna antes que los floridanos.

Mast, un veterano del ejército estadounidense de 40 años, dijo que una de las primeras lecciones que aprendió en el entrenamiento básico fue "los líderes comen al final".

"El Congreso debe dejar de tratarse a sí mismo como una clase política especial, y la mera sugerencia de que los miembros del Congreso son de alguna manera más importantes que las mismas personas que nos dieron el privilegio de servir en el Congreso es espantosa", dijo el representante estadounidense. .

De los 27 representantes de Florida en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, cuatro han recibido la vacuna y nueve dicen que esperarán para recibir la vacuna al menos hasta al menos el próximo mes. Catorce miembros no respondieron.