Ramón Saúl Sánchez entraría en huelga de hambre si Biden no escucha reclamos de cubanos

El líder del exilio histórico en Miami, Ramón Saúl Sánchez entraría en huelga de hambre en los próximos días, si el presidente de EEUU, Joe Biden no escucha los reclamos de la comunidad cubana
El líder del exilio histórico en Miami, Ramón Saúl Sánchez entraría en huelga de hambre en los próximos días, si el presidente de EEUU, Joe Biden no escucha los reclamos de la comunidad cubana
 

Reproduce este artículo

El líder del exilio histórico en Miami, Ramón Saúl Sánchez aseguró a los medios de prensa que entraría en una huelga de hambre en los próximos días, si el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no escucha los reclamos de la comunidad cubana.

Según reportó Univisión este lunes, el también presidente del Movimiento Democracia, señaló que acudiría a este método extremo para llamar la atención del mandatario norteamericano.

Sánchez añadió que los manifestantes en Cuba ya no aguantan más tiempo la represión desatada en su contra y que urge el apoyo de la Administración Biden.

Además, solicita al presidente de EE.UU que viaje a Miami para escuchar a la comunidad cubana que reside allí.

El 11 de julio anterior comenzó un levantamiento popular en la Isla. Lo que primero fue una marcha pacífica pidiendo libertad en el municipio San Antonio de los Baños, provincia de Artemisa, se ha extendido por decenas de localidades.

Las manifestaciones más importantes, que agrupan a miles de personas en las calles, han tenido lugar en San Antonio de los Baños, Palma Soriano, Alquízar, Güira de Melena, Bauta, San José de las Lajas, Camagüey, Matanzas, Santiago de Cuba, Güines, Santa Clara, Cárdenas, Holguín, La Habana y Bayamo.

La ONG Cubalex publicó un listado de más de 500 detenidos y desaparecidos durante las protestas.

A raíz de estas manifestaciones, el exilio al sur de la Florida también se encuentra en las calles.

Una de las más grandes ocurrió el 14 de julio, cuando un grupo de cubanos cerró el tráfico de la autopista Palmetto, cerca de Coral Way, en apoyo al pueblo cubano que salió a protestar en la Isla en contra del régimen cubano.

Los protestantes pidieron al gobierno estadounidense una intervención militar por razones humanitarias en Cuba. "El gobierno cubano es más malo que el propio virus", se escuchó.

Por otra parte, este 19 de julio trascendió que la Administración demócrata estudia autorizar el envío de remesas a Cuba y además trasladar más personal diplomático a su embajada en la Isla.

En el paquete de medidas, se habla de la formación de un 'grupo de trabajo sobre remesas', que tendrá como objetivo 'identificar la manera más efectiva' de que el dinero 'llegue directamente a las manos del pueblo cubano', sin la mediación del régimen.

"Bajo la dirección del presidente Biden, Estados Unidos está aplicando activamente medidas que apoyarán al pueblo cubano y harán que el régimen cubano rinda cuentas", dijo un alto funcionario del gobierno de EE.UU al Nuevo Herald.