Miami: cubanos piden intervención militar desde la autopista Palmetto

"El gobierno cubano es más malo que el propio virus", gritan los manifestantes cubanos en la autopista Palmetto, en Miami
Miami: cubanos piden intervención militar desde la autopista Palmetto
 

Reproduce este artículo

Un grupo de cubanos en Miami cerraron el tráfico de la autopista Palmetto, cerca de Coral Way, en apoyo al pueblo cubano que salió a protestar en la Isla en contra del régimen cubano.

Varias patrullas de la Policía del condado de Miami-Dade se encontraban resguardando la zona y esperan que los manifestantes reabran el paso de la autopista.

Los protestantes piden al gobierno estadounidense una intervención militar en Cuba. “El gobierno cubano es más malo que el propio virus”, se escucha.

Horas antes, el grupo había cerrado el tráfico de la 84 y la Coral Way para reunir al mayor número de cubanos y dirigirse a la autopista Palmetto.

Los cubanos publicaron fotos y videos en las redes sociales, donde se muestran a los manifestantes en las calles para comunicar sobre la situación actual dentro de la Isla.

Una de las protestantes en Miami indicó que la policía cerro la calle en apoyo a la convocatoria, para llevar a cabo unas “protestas pacíficas, no violentas”.

Dicha convocatoria pública se compartió a través de las redes, dirigida a quienes quisieran alzar su voz este 13 de julio en apoyo a los isleños que hoy luchan desde Cuba y que son reprimidos por el régimen de Díaz-Canel.

“Díaz-Canel, singao”, es una de las frases que puede escucharse en la protesta cubana en el sur de Florida.

Cubanos en la autopista Palmetto

Cubanos en la autopista Palmetto

El domingo 11 de julio, día en el que comenzaron las manifestaciones en la Isla, decenas de cubanos en Miami salieron a las calles para respaldar las protestas en Cuba ante la terrible crisis sanitaria en la Isla y para pedir el abandono del comunismo.

Los cubanos se concentraron en el restaurante Versailles de la calle 8 en el sur de Florida, donde comenzaron a ondear banderas y a mostrar distintos carteles en apoyo a la Isla. En algunos se podía leer: “Un nuevo amanecer, estamos esperando LIBERTAD”.

Las protestas han generado grandes reacciones en la comunidad internacional, que incluye a artistas, políticos, activistas, entre otros, y sirven como argumento de que la dictadura cubana es capaz de dañar al pueblo para mantenerse en el poder.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se pronunció en apoyo a las protestas: “es un llamado a la libertad y al alivio del trágico control de la pandemia y de las décadas de represión y sufrimiento económico a las que ha sido sometido por el régimen autoritario de Cuba”.