Marco Rubio envía carta a la CIDH sobre represión en Cuba

El senador Marco Rubio junto a congresistas enviaron una carta a la CIDH pidiendo que investigue la represión del régimen cubano contra manifestantes pacíficos
El senador Marco Rubio junto a congresistas envían carta a la CIDH pidiendo que investigue la represión del régimen cubano contra manifestantes pacíficos
 

Reproduce este artículo

El senador estadounidense Marco Rubio lideró este 20 de julio el envío de una carta a la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Tania Reneaum Panszi, instándola a "que inicie una investigación sobre las violaciones del régimen cubano a los derechos humanos del pueblo de Cuba".

Tras las históricas protestas en la Isla iniciadas el 11 de julio, Rubio ha sido enfático en condenar la represión del régimen contra el pueblo de Cuba.

Rubio ha enviado dos misivas al presidente de EE.UU, Joe Biden, describiendo los pasos que su Administración debería tomar en apoyo a los manifestantes cubanos.

También se unieron a firmar esta misiva el senador Rick Scott y los congresistas María Elvira Salazar, Brian Mast, Stephanie Murphy, Gus Bilirakis, Mario Díaz-Balart, Debbie Wasserman-Schultz, Michael Waltz, John Rutherford, Daniel Webster, Bill Posey, Scott Franklin, Carlos Giménez, Charlie Christ, Darren Soto, Ted Deutch y W.Gregory Steube.

En su carta, los legisladores destacaron que "la única forma de quebrar la cultura de impunidad dentro del régimen es investigar y dar a conocer sus crímenes contra el pueblo de Cuba".

Dicho documento señala que durante 62 años, las autoridades cubanas se han negado sistemáticamente a monitoreos independientes.

"Esto crea un ambiente en Cuba que proporciona una completa falta de rendición de cuentas para los perpetradores de derechos humanos. En este momento es más importante que nunca que la comunidad internacional preste atención a las históricas protestas en Cuba. La única forma de romper la cultura de la impunidad dentro del régimen es investigar y dar a conocer sus crímenes contra el pueblo de Cuba", concluye.

Cubanos en las calles pidiendo libertad

El 11 de julio anterior comenzó un levantamiento popular en la Isla. Lo que primero fue una marcha pacífica pidiendo libertad en el municipio San Antonio de los Baños, provincia de Artemisa, se ha extendido por decenas de localidades.

Las manifestaciones más importantes, que agrupan a miles de personas en las calles, han tenido lugar en San Antonio de los Baños, Palma Soriano, Alquízar, Güira de Melena, Bauta, San José de las Lajas, Camagüey, Matanzas, Santiago de Cuba, Güines, Santa Clara, Cárdenas, Holguín, La Habana y Bayamo.

La ONG Cubalex publicó un listado de más de 500 detenidos y desaparecidos durante las protestas.

El exilio al sur de la Florida también se encuentra en las calles.

Una de las más grandes ocurrió el 14 de julio, cuando un grupo de cubanos cerró el tráfico de la autopista Palmetto, cerca de Coral Way, en apoyo al pueblo cubano que salió a protestar en la Isla en contra del régimen cubano.

Los protestantes pidieron al gobierno estadounidense una intervención militar por razones humanitarias en Cuba. "El gobierno cubano es más malo que el propio virus", se escuchó.

Por otra parte, el 19 de julio trascendió que la Administración demócrata estudia autorizar el envío de remesas a Cuba y además trasladar más personal diplomático a su embajada en la Isla.