Revelan detalles de protestantes que vandalizaron con símbolos comunistas monumentos en Miami
Protestantes en Miami vandalizaron estatuas de colonizadores españoles, entre otros símbolos, con la hoz y el martillo de los comunistas soviéticos. Entre los arrestados hay varios de otros estados fuera de Florida, e incluso extranjeros
Imágenes de los arrestados junto a estatua de Colón. Fotomontaje: América TeVé
 

Reproduce este artículo

Una estatua de Cristóbal Colón, símbolo de la conquista y colonización europea de las Américas, fue vandalizada este miércoles durante protestas el Bayfront Park del Downtown Miami, en el estado norteamericano de la Florida.

Aunque el Almirante no trajo esclavos consigo, cubrieron su monumento con pintura roja como metáfora de la sangre y escribieron el nombre del afroamericano George Floyd, que murió sometido por un policía blanco de Minneapolis. Otro tanto sucedió con una escultura dedicada a Juan Ponce de León, explorador y descubridor –para los españoles y el “Viejo mundo” –, de la Florida.

Pero lo que más ha alarmado a residentes hispanos de Miami, y sobre todo a la comunidad de cubanos exiliados, es que también marcaron las estatuas con “la hoz y el martillo”, emblema de lo peor del comunismo, sobre todo usado por el dictador Stalin y los gobernantes de la Unión Soviética.

Las identidades de los siete sujetos detenidos por tales hechos ya se conocen. Según informó el canal América TeVé, los arrestados son Edwin Guzmán, de 20 años y residente en Lakeworth, Florida; Stephon Yusef Lin, también de 20 y natural de Fortworth, Texas; Alaa Massri, de 18 y Manuel Andrés Román, de 29, ambos residentes en Miami Beach.

Entre los que protagonizaron los disturbios del miércoles en Bayfront Park, también están Christian Andrew Díaz, de 25, que vive en Kendall; Joseph Martínez, de 28 y con residencia en Miami y Jason Lewis, de 30 años, de Londres, Reino Unido.

Ahora, por sus acciones los detenidos enfrentan cargos de vandalismo, conducta criminal e incitación a un motín, entre otros delitos. No se descarta que les sean impuestos cargos federales, y además autoridades de Estados Unidos están investigando si los jóvenes vándalos tienen algún tipo de vinculación con organizaciones delictivas o intereses políticos extranjeros.

Durante las protestas del miércoles, uno de los manifestantes aseguró al Miami Herald que “ese hombre [Colón] literalmente tiene sangre en sus manos”.


En el pedestal sobre el cual se recuesta el monumento, fue donde escribieron el nombre de George Floyd, víctima de homicidio, y dibujaron en rojo la hoz y el martillo generalmente usado para representar el comunismo.

Asimismo, los manifestantes escribieron sobre la base de la estatua las siglas “BLM”, del movimiento Black Lives Matter o Las Vidas Negras Importan. La estatua adyacente en el parque de Ponce de León también fue desfigurada durante la protesta que comenzó en la emblemática Torre de la Libertad horas antes.

La multitud se disolvió cuando apareció la policía, no sin antes confrontarse en Biscayne Boulevard, cerca de la estatua de Ponce de León. Los manifestantes intentaron bloquear la salida de los vehículos policiales, lo cual derivó en un intenso enfrentamiento.

Los policías identificaron a los sospechosos a través de cámaras de vigilancia y, después de dar una descripción exacta de los mismos, “nuestros agentes arrestaron a los sospechosos de cometer el vandalismo. Al iniciar los arrestos, varios manifestantes atacaron a nuestros oficiales y dañaron un vehículo policial. Pudimos arrestar a un total de siete de los manifestantes violentos. Los manifestantes pacíficos no fueron arrestados”, indicó el reporte.