Guardia Costera de EEUU rescata a balsero cubano tras 10 días a la deriva

El migrante recibe atención médica hospitalaria. Otros tres balseros que viajaban con él murieron durante el viaje
Embarcación rústica. Foto: U.S. Coast Guard District 7
 

Reproduce este artículo

Un equipo de rescate de la estación de la Guardia Costera de Estados Unidos en Miami Beach rescató la víspera a un balsero cubano que estuvo a la deriva por 10 días y perdió a tres compañeros en la travesía, informó el séptimo distrito de la agencia federal este domingo.

En un comunicado, la Guardia Costera precisó que el rescate se produjo luego de que un buen samaritano alertara a las autoridades aproximadamente a las 13:00 horas sobre la presencia de un hombre en alta mar, flotando en una balsa improvisada en las cercanías de Fowey Rocks.

El balsero dijo que salió de Cuba y estuvo a la deriva durante 10 días, y que las otras tres personas que iban con él en la embarcación rústica habían muerto, detalla el comunicado, que agrega que el cubano, una vez rescatado, fue subido a bordo del guardacostas Robert Yered e inmediatamente trasladado a un hospital para recibir atención médica.

“No podemos enfatizar lo suficiente cuán peligroso es hacerse a la mar y navegar por el Estrecho de Florida en embarcaciones inseguras”, dijo el teniente comandante Ben Tuxhorn, jefe del centro de mando de la Guardia Costera en el Sector Miami.

El oficial ponderó la actitud del samaritano y destacó que la comunidad marítima del sur de Florida tiene buenas personas que ayudan a otras mientras están en el agua, ya sea remolcando un bote o ayudando a un migrante con comida, agua y llevándolos a bordo si es necesario.

En opinión de Tuxhorn, lo más importante en este sentido es que la comunidad costera floridana sabe llamar a la autoridad ante el avistamiento de migrantes, “porque si no lo hace, puede ser parte de una investigación de tráfico de personas simplemente por hacer lo correcto”.

Tras el rescate del balsero, la Guardia Costera notificó a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, entidad que determinará el curso legal a seguir.

El viernes, elementos de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos y de la oficina del alguacil del condado Monroe detuvieron a 14 balseros cubanos que lograron tocar tierra en una embarcación rústica cerca de Tavernier, en los cayos de la Florida.

Del hecho informó en Twitter el jefe de patrulla Thomas G. Martin, quien explicó que la detención se produjo como respuesta a un hecho de “contrabando marítimo”.

Martin había advertido el jueves, a propósito de la repatriación de 24 cubanos, que los viajes ilegales a través del Estrecho de la Florida son una travesía peligrosa, en la que los traficantes de personas sobrecargan sus embarcaciones sin tener en cuenta la seguridad de los migrantes.

Desde el 1 de octubre de 2020, inicio del actual año fiscal, la Guardia Costera de Estados Unidos ha interceptado a 697 balseros cubanos, cifra superior a los interceptados en los tres años fiscales precedentes.

La causa del notorio incremento es el agravamiento de la crisis económica en Cuba por el impacto de la pandemia de coronavirus y las políticas del régimen, que cercenan la producción y restringen el comercio.