Piden al Alcalde de Miami que declare “persona Non Grata” a Osmani García

Una petición en la plataforma de ciberactivismo Change.org pide al Alcalde de Miami, Francis Suárez, que declare el reguetonero Osmani García “persona non grata” en esa ciudad del sur de Florida.

“Esta petición está dirigida al alcalde Francis Suárez para que declare al reguetonero Osmany García persona Non Grata en la Ciudad de Miami”, se lee en el breve texto que acompaña a la recogida de firmas online.

“Es una lacra social que empaña la buena imagen de la Sociedad”, es uno de los criterios con más “me gusta” entre las argumentaciones de quienes respaldan la petición, que en apenas 24 horas ha conseguido más de 5 mil 800 respaldos.

El reguetonero cubano, que reside en Miami, ha estado en el centro de no pocas polémicas, incluyendo algunas relacionada con el llamado “intercambio cultural” y la situación de los derechos humanos en Cuba, pero “la gota que colmó la copa” fue una transmisión en directo realizada por el artista esta semana, en la que, visiblemente enfadado y lanzando insultos y ofensas sin control, llama “comunistas arrepentidos” “cederistas” y “chivatones” a quienes exigen a los artistas cubanos que se pronuncien sobre la realidad política y social cubana.

Osmani defendió al dúo Gente de Zona y dijo que “en las dos orillas (…) a los artistas nos tienen nerviosos”. “No me escriban más de política”, gritó en otro momento.

Al día siguiente, más calmado, García realizó otra transmisión en la que reafirma sus posturas con menos agresividad.



Ante la escalada represiva del régimen cubano, el exilio en el sur de la Florida ha ejercido fuertemente el activismo contra influencers y personalidades de la música y la cultura que evitan referirse a “temas políticos” por temor a represalias en la Isla; aunque continúan llegando a “la capital del exilio cubano”, Miami, en busca de beneficios económicos.

 

 

Recientemente, la cantante Haila María Mompié regresó a Cuba tras la cancelación de su concierto en Studio 60. La artista había sido declarada persona no grata en Miami por el Alcalde de la ciudad, Francis Suárez, luego de una campaña impulsada mayormente por el presentador Alexander Otaola.

“Es una burla el hecho de que ella sea simpatizante de Fidel Castro y venga a Miami a cantar y a disfrutar de la libertad que no existe en Cuba. Como representante de los miamenses tengo la responsabilidad de ser crítico con este tipo de personas”, declaró Suárez al periódico Nuevo Herald.

Aun después de la declaración del Alcalde y la cancelación del espectáculo en Studio 60, muchos cubanos respondieron a una protesta pública convocada por Otaola contra al llamado “intercambio cultural” y quienes lo aprovechan.

El grupo de personas se congregó en las cercanías de la instalación y corearon frases contra las dictaduras de Cuba y Venezuela. “Esto no es Cuba, tampoco Venezuela; esto es Miami y Miami se respeta”, cantaron los manifestantes.