Mueren por COVID-19 médicos cubanos, padre e hijo, residentes en Miami
Dos médicos cubanos, padre e hijo, residentes en Hialeah, murieron a causa de la COVID-19. Uno ya se había retirado y el otro atendía pacientes en la primera línea de la pandemia
El Dr. Charlie Vallejo y el Dr. Jorge Vallejo. Foto: CBS Miami
 

Dos médicos cubanos, padre e hijo, fallecieron en Hialeah por complicaciones asociadas a la COVID-19. Según un reporte emitido por Miami Herald el pasado 27 de junio murió el obstetra y ginecólogo jubilado, Jorge A. Vallejo, de 89 años, luego de permanecer ingresado en el Hospital General Palmetto.

Seis días después de la pérdida del reconocido médico, originario de la provincia cubana de Guantánamo y establecido en el sur de Florida hacía 55 años; fue hospitalizado su hijo mediano, el Dr. Carlos Francisco Vallejo, quien tampoco superó la enfermedad luego de permanecer 42 días en la unidad de cuidados intensivos de Cleveland Clinic Florida en Weston.

Carlos F. Vallejo, de 57 años, falleció el 1ero de agosto y de acuerdo a las declaraciones de su  familia al Miami Herald, antes de enfermarse, “había estado cuidando hasta 76 pacientes de COVID-19, muchos de ellos residentes en Hogares de Ancianos.

Los familiares también refirieron que “cinco miembros de su familia, incluida su esposa, estaban infectados con COVID-19, que creen que Carlos contrajo de uno de sus pacientes”.

Jorge Vallejo, quien según sus conocidos era un ferviente crítico del castrismo y cristiano, salió de Cuba en una balsa en 1965 con su esposa Gisela y sus hijos Jorge y Carlos (Freddy nació luego). Llegó a Key West luego de sobrevivir a una tormenta tropical que hizo aún más inseguro el viaje por el estrecho de la Florida. Finalmente se estableció con su familia en Hialeah y es conocido como uno de los obstetras más distinguidos.

En 1992 asistió en el Hospital Hialeah el nacimiento del llamado "El bebé milagroso", considerado alguna vez como el más pequeño nacido en los Estados Unidos. Una pequeña que nació después de las 22 semanas con apenas 15 onzas. Refiriéndose a Baby Zascha, quien actualmente  tiene 28 años dijo a un reportero del Herald: "Me hizo sentir cerca de Dios".

Vallejo también trató a la emblemática salsera cubana Celia Cruz y dio a luz a ocho de sus nueve nietos.

Por su parte, su hijo Carlos, nació en Cuba en 1963, dos años antes de que la familia emigrara a los Estados Unidos. Se desempeñó como director de la junta directiva del Palmetto General Hospital y según precisó su esposa Lissette Vallejo al Miami Herald, dirigió además equipos médicos en tres residencias de ancianos en el sur de Florida.

“Realmente fue un héroe para mucha gente. Ni siquiera quería que fuera a la residencia de ancianos y a los hospitales porque estaba aterrorizada. (…) Quería ser leal. Era como si estuviera disponible para ellos todo el tiempo”, comentó su hija de 31 años, Gisselle Vallejo.

“Era un médico tan dado que si sus pacientes estaban pasando por un momento difícil... los atendía gratis y les decía que no se preocuparan”, agregó su hijo Kevin Vallejo, de 23 años.

La periodista de CBS4 Jessica Vallejo, también se pronunció sobre la muerte de su abuelo y su tío: “Acabamos de perder básicamente a los dos pilares de nuestra familia”, dijo la reportera. “A mis ojos, [mi abuelo] era el sueño americano”, agregó.