Miami: protestas contra el vandalismo y el comunismo
Hispanos residentes en Miami organizaron una protesta contra los recientes actos de violencia y vandalismo en estatuas de exploradores españoles erigidas en el Downtown de la ciudad. “Jamás socialismo ni comunismo”, aseguraron los manifestantes

Miami: protestas contra el vandalismo y el comunismo. Foto tomada de Diario de las Américas
 

Reproduce este artículo

Hispanoamericanos y españoles radicados en la ciudad de Miami, participaron este sábado en una protesta pacífica en contra de los actos de violencia y vandalismo en estatuas de los conquistadores Ponce de León y Cristóbal Colón, durante manifestaciones en el Bayfront Park del Downtown Miami, en el estado de la Florida.

Según anunciaron los organizadores de la protesta en un comunicado, se trata de "alzar la voz y condenar los actos de extrema violencia que se han llevado a cabo en las últimas semanas en nuestra ciudad y a lo largo de todo el territorio de EE.UU”.

“De igual forma, queremos mostrar nuestro más rotundo rechazo a los ataques y destrozos perpetrados contra dos estatuas que representan a millones de hispanoamericanos, figuras históricas y legendarias como son los exploradores y colonos españoles D. Juan Ponce de León y Cristobal Colón", refirieron.

Aunque el Almirante no trajo esclavos consigo, durante los actos vandálicos, cubrieron su monumento con pintura roja como metáfora de la sangre y escribieron el nombre del afroamericano George Floyd, que murió sometido por un policía blanco de Minneapolis. Otro tanto sucedió con una escultura dedicada a Juan Ponce de León, explorador y descubridor –para los españoles y el “Viejo mundo” –, de la Florida.

Pero lo que más ha alarmado a residentes hispanos de Miami, y sobre todo a la comunidad de cubanos exiliados, es que también marcaron las estatuas con “la hoz y el martillo”, emblema de lo peor del comunismo, sobre todo usado por el dictador Stalin y los gobernantes de la Unión Soviética.

“Por eso nos reunimos para denunciar todos estos hechos y expresar nuestra más absoluta repulsa contra estos grupos radicales que ensucian estas estatuas y hacen apología del comunismo, una de las ideologías que más millones de víctimas ha causado a nivel mundial y que ha llevado sufrimiento y desgracia a nuestros pueblos hermanos cubano, venezolano, nicaragüense, entre otros", se precisó en el comunicado de quienes protestaron contra los disturbios provocados en Downtown Miami. Los perpetradores de los hechos ya fueron detenidos.

 

En la manifestación de este sábado donde no se reportó ningún incidente violento. “Si no despertamos hay movimiento comunista subversivo dentro de este país”, aseguró un entrevista de la cadena Telemundo 51.

Entre las consignas de la marcha se escuchaban: Abajo el comunismo, Cuba libre, Respetemos la libertad y No al racismo.  

“Los actos vandálicos a estos monumentos no son más que un ataque a la herencia hispana en su conjunto por parte de los autodenominados grupos anti-racistas que en realidad no son otra cosa que grupos de extrema izquierda, enemigos de la libertad y la democracia e intolerantes que buscan socavar las libertades individuales y enfrentarnos los unos a los otros contra el resto de la población y otras minorías”, subrayaron los organizadores.

Los participantes negaron las recientes afirmaciones "sobre el posible pago por parte de grupos de izquierda a manifestantes para causar daños a la propiedad y sembrar el caos".

Entre los reclamos, se hizo un llamado "para todos aquellos que dicen apoyar o se solidarizan con el movimiento delincuencial organizado por grupos como Antifa o Black Lives Matter, debemos recordarles que no hay justificación alguna para estos actos de violencia contra otros ciudadanos estadounidenses ni para imponer una suerte de terrorismo callejero al calor de las circunstancias en nombre del recién asesinado George Floyd".

Entre los presentes en la protesta se identificaron al director de cine y televisión Lilo Vilaplana, la abogada española-estadounidense María Herrera Mellado, el abogado venezolano Edgard Simón, la artista y activista Ana Olema y los opositores del régimen cubano Jorge Luis García Pérez "Antúnez" y Eliecer Ávila.

Los detenidos por las acciones de vandalismo enfrentan cargos de conducta criminal e incitación a un motín, entre otros delitos. No se descarta que les sean impuestos cargos federales, y además autoridades de Estados Unidos están investigando si los jóvenes vándalos tienen algún tipo de vinculación con organizaciones delictivas o intereses políticos extranjeros.