Francis Suárez y el empresario Claure crean un fondo 100 millones de dólares para 'startups'

El alcalde de Miami y el ejecutivo de Softbank, Marcelo Claure, anunciaron una nueva iniciativa de capital de riesgo de 100 millones para impulsar las nuevas empresas en Miami, en su plan de convertirla en la nueva Silicon Valley.
El alcalde de Miami, Francis Suárez. EFE/Giorgio Viera/Archivo
 

Reproduce este artículo

El alcalde de Miami, Francis Suárez, y el empresario boliviano-estadounidense Marcelo Claure, gerente general de Softbank Group International, anunciaron este jueves la creación de un fondo de capital de 100 millones de dólares para impulsar las empresas emergentes en la conocida como "Ciudad Mágica".

Durante el anuncio, transmitido en vivo en las redes sociales, Claure dijo que "en nombre de Softbank nos unimos (a la iniciativa impulsada por Suárez) para lanzar este fondo con el fin de apoyar a las empresas emergentes ('startups') con sede en Miami o que se mudan a Miami".

Claure, de 50 años, se sumó así al proyecto tecnológico y digital que impulsa Suárez, quien recientemente anunció que 17 grandes compañías tecnológicas y financieras estadounidenses, entre otras Spotify, Goldman Sachs y Blackstone, trasladarán su sede o abrirán oficinas permanentes en esta ciudad-puerto.
 

El también presidente ejecutivo de empresas como WeWork y Brightstar, además de copropietario del Inter Miami CF de la MLS, al lado de David Beckham, subrayó que en el "negocio empresarial se necesitan dos cosas, talento y capital", unas palabras que Suárez completó diciendo que "mucha gente se ha mudado a Miami, pero esta es la inversión más grande que hemos visto en el ecosistema de Miami".

Suárez, nacido en la también denominada "ciudad del sol", e hijo de un exalcalde de Miami, el cubano Xavier Suárez, explicó en días pasados que todo comenzó en diciembre, cuando un usuario de Twitter escribió: "Ok, chicos, escúchenme, ¿y si nos mudamos de Silicon Valley a Miami? A lo que Suárez respondió, también en esa plataforma, "¿Cómo puedo ayudar?".

Entonces señaló en rueda de prensa que múltiples "firmas financieras y tecnológicas de alto perfil" habían decidido ya hacer de Miami su hogar permanente.

Claure forma parte también de la junta directiva de T-Mobile y Arm y es el presidente del Club Bolívar, el equipo más popular y más laureado del fútbol boliviano.

Suárez, ha visto el futuro de la ciudad y se parece a Silicon Valley. Si Miami aprovecha al máximo los activos que lo han puesto en disputa para conseguir las empresas tecnológicas que están huyendo de ciudades caras como San Francisco y Nueva York, la visión de Suárez podría convertirse en realidad.

La ciudad ya se encamina en esa dirección sin el centro tecnológico que se imagina. Allapattah, Little Haiti, Wynwood están en el camino de la gentrificación. El desplazamiento es real, al igual que los trabajos mal pagados, el transporte aún inadecuado y demasiados funcionarios electos prefieren ver condominios de lujo donde se encontraban viviendas humildes pero sólidas.

Esa estrategia puede frenar la fuga de cerebros. Pero un Silicon Valley cerca del caribe (Apple, Facebook y Google se encuentran entre los nombres más familiares) tiene sus desventajas. Y si Miami va a ser la ciudad que funciona para todos, como le gusta decir a sus impulsores, los posibles aspectos negativos no pueden pasarse por alto en el celo por transformar el panorama profesional de la ciudad.

(Con información de EFE)