Entregan llave de Miami a Xavier Suárez, primer alcalde cubano de la ciudad

El actual comisionado recibió atención por negarse a saludar a Mandela, pues no estaba de acuerdo con que Nelson se refiriera a Fidel Castro como un "hermano de armas".
Francis Suárez y Xavier Suárez posando con la llave de la Ciudad de Miami
 

Reproduce este artículo

El primer alcalde de Miami nacido en Cuba y actual comisionado, Xavier Suárez, recibió este jueves 19 de noviembre las llaves de la ciudad a manos de su hijo y alcalde de Miami, Francis Suárez, durante la reunión ordinaria de la comisión en Miami City Hall.

“En reconocimiento a todo lo que mi padre ha hecho por Miami y la gente de Miami, me siento honrado de presentarle la Llave de la Ciudad de Miami en la misma cámara donde me inspiró para ser alcalde”, publicó en Twitter Francis Suárez.

Xavier Suárez, de 71 años de edad, nació el 21 de mayo en Las Villas, Cuba. Asistió al Colegio de Belén pero se graduó de St. Anselm's Abbey School en 1967. Estudió una licenciatura en ingeniería de la Universidad de Villanova y luego aplicó a la Universidad de Harvard para estudiar gobierno y derecho.

Tiempo después, regresó a Miami y construyó su apoyo en la comunidad cubana de la ciudad, y prestó juramento como alcalde el 13 de noviembre de 1985, reemplazando a Maurice Ferré, nacido en Puerto Rico .

Suárez, fue reelegido como alcalde de Miami en 1987 y nuevamente en 1989 por un período de cuatro años. Durante su mandato declaró el "Día de Yahweh ben Yahweh" el 7 de octubre de 1990. 

En 1989, Suárez ganó la admiración nacional cuando pasó por multitudes hostiles en Overtown durante disturbios civiles para tratar de hacer la paz, publicó el Miami Herald.

El actual comisionado citó la construcción de 1.500 viviendas asequibles como uno de sus mayores logros durante su mandato. Además, se le dio el nombre de "alcalde de baches" por su atención a los barrios de la ciudad. 

Se postuló nuevamente en noviembre de 1997 y fue reelegido. Sin embargo, el 5 de marzo del año siguiente, Suárez fue destituido de su cargo por fraude electoral

A pesar de que no estuvo implicado directamente, un juez de la corte de circuito de la acusación citó al distrito como "el centro de un esquema de fraude de votantes ausentes masivo, bien concebido y bien orquestado". Se encontró que las personas que trabajaban para la campaña de Suárez estaban falsificando firmas de los votantes.

Suárez se postuló para numerosos puestos en Miami-Dade, como: alcalde del condado de Miami-Dade (1996), alcalde de Miami (2001), comisionado de Miami-Dade (2004) y pretendió como republicano para el distrito 107 de la casa en 2006.

Finalmente, fue elegido comisionado del condado de Miami-Dade para el Distrito 7 (24 de mayo de 2011) y fue reelegido por un margen de 44 puntos el 30 de agosto de 2016. Como comisionado, continuó abogando por viviendas asequibles, programas de desarrollo de la fuerza laboral y financiamiento para el transporte público. 

En este año, Suárez se postuló para alcalde del condado y terminó en cuarto lugar detrás del ex alcalde del condado Alex Penelas.

Mientras que era alcalde, Suárez recibió atención por negarse a saludar al presidente sudafricano Nelson Mandela durante su gira de 1990 por los Estados Unidos, que incluyó una parada en Miami. 

El comisionado no estaba de acuerdo con los comentarios de Mandela en los que se refirió al presidente cubano, Fidel Castro, como un "hermano de armas" por el apoyo del dictador cubano en el Congreso Nacional Africano.