Florida tuvo el aumento más grande de casos de COVID-19 de las últimas 6 semanas

La Florida ha sufrido este miércoles un repunte de nuevos casos de coronavirus, con 1.317 personas infectadas reportadas
Un transeúnte camina por una zona de Doral, en el condado de Miami-Dade. Efe
 

Reproduce este artículo

La Florida sufrió el repunte más alto de casos de coronavirus en seis semanas al sumarse este miércoles 1.317 personas infectadas, y totalizando 58.764 contagios confirmados, según cifras del Departamento de Salud de Florida, citadas por el diario Miami Herald.

El estado no había sufrido un pico tan alto de nuevos contagios desde el pasado 17 de abril, cuando se reportaron 1.413 casos.

A los 1.317 nuevos casos de este miércoles se sumaron además 36 nuevas muertes, lo que eleva el número de fallecidos en todo el estado a 2.566, según el reporte.

Agregó que más de la mitad de los casos de COVID-19 conocidos en el estado están en los cuatro condados del sur de Florida: Miami-Dade, Broward, Palm Beach y Monroe. Miami-Dade sigue a la cabeza con más casos y muertes confirmadas: 18.456 contagios y 731 personas fallecidas.

La situación de los cuatro condados se detalla a continuación:

▪ El condado de Miami-Dade informó 232 casos adicionales confirmados de COVID-19 y nueve nuevas muertes. El total confirmado del condado es ahora de 18.456 casos con 731 muertes, el más alto del estado.

▪ El condado de Broward reportó 91 casos adicionales confirmados de COVID-19 y una nueva muerte. El total confirmado del condado es ahora de 7.339 con 318 muertes.

 

 

▪ El condado de Palm Beach reportó 258 casos adicionales confirmados de COVID-19 y ocho nuevas muertes. El total conocido del condado es ahora de 6.477 con 359 muertes.

▪ El condado de Monroe no reportó ningún caso adicional confirmado de COVID-19 y ninguna nueva muerte. Los Cayos de Florida tienen ahora 109 casos conocidos y cuatro muertes.

El reporte del Miami Herald añadió que a pesar de los informes diarios de nuevos casos y muertes, los funcionarios locales y estatales han dicho anteriormente que la disminución del total diario de casos reportados es una señal de que las medidas de distanciamiento social están funcionando.

Los funcionarios también se basan en los datos de hospitalización. A diferencia de las pruebas, que pueden ser limitadas o llevar días para informar de los resultados, las hospitalizaciones pueden ayudar a dar a los funcionarios una visión en tiempo real de cuántas personas están gravemente enfermas con COVID-19.

El departamento de salud dice que no "tiene una cifra" que refleje el número de personas actualmente hospitalizadas y sólo proporciona el número total de hospitalizaciones en sus datos a nivel estatal y de condado.

El martes por la mañana, se añadieron 113 hospitalizaciones, elevando el total estatal a 10.525.

 

 

Los científicos también siguen trabajando para conocer más sobre el virus, incluyendo cuántas personas de la comunidad están infectadas con la enfermedad y tienen síntomas leves o ninguno, lo que puede dificultar la determinación del porcentaje de casos que representan las hospitalizaciones.

Las pruebas en Florida han tenido un crecimiento constante desde que comenzó la crisis de COVID-19 y ha comenzado a ver un descenso constante en el porcentaje de personas que dan positivo.

Las pruebas, al igual que las hospitalizaciones, ayudan a los funcionarios a determinar el progreso del virus y juegan un papel en la decisión de si es seguro levantar las órdenes de quedarse en casa y aflojar las restricciones, detalló el periódico.

El número recomendado de pruebas diarias necesarias varía según los expertos, pero el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de Florida le dijo al gobernador que Florida necesita hacer pruebas a unas 33.000 personas cada día.

El estado ha alcanzado o superado la marca recomendada unas cuantas veces, pero normalmente está varios miles por debajo, aseguró el informe.

El Departamento de Salud de Florida reportó 9.353 nuevas pruebas en la actualización diaria de COVID-19 del martes. En total, el estado ha hecho 1.050.671 pruebas. Del total de pruebas, 57.447, o el 5,47 por ciento, han dado positivo para la enfermedad.

El estado dice que hay 1.206 pruebas pendientes. Los datos de las pruebas del miércoles no estaban disponibles inmediatamente.