Florida encara temporada ciclónica complicada por COVID-19
El estado de Florida encarará este año una temporada ciclónica complicada por los embates de la pandemia de COVID-19, que hasta el momento ha provocado dos mil 447 decesos en el estado
Inundación en Florida como consecuencia de un huracán. Foto: EFE

El estado de Florida, al igual que todos con condados costeros en el sur de Estados Unidos, encarará este año una temporada ciclónica complicada por los embates de la pandemia de COVID-19.

Hasta este domingo, las autoridades sanitarias del estado del sol reportan 55 mil 424 casos confirmados de COVID-19 y dos mil 447 decesos por complicaciones derivadas de la enfermedad pandémica, lo cual dibuja un escenario complicado para los planes de protección civil frente a la temporada de tormentas y huracanes, que inicia este lunes.

En declaraciones a la prensa, el director de la agencia de Manejo de Emergencias de Florida, Jared Moskowitz, reconoció que todo lo que se haga en materia de preparación y protección frente a la temporada ciclónica “se verá afectado de una forma u otra por el COVID-19”.

Los expertos en clima anticipan una temporada más agitada de lo normal. De hecho, este año las tormentas tropicales Arthur y Bertha se anticiparon a la fecha de inicio, 1 de junio.

En Florida y otros estados tradicionalmente afectados por ciclones, muchos condados “están recibiendo asesoramiento federal y esperan usar los hoteles como refugios de menor escala, mientras que otros planean usar más partes de las escuelas además de los gimnasios”.

Así lo refiere AP, que en su despacho al respecto detalla que las autoridades ven a los refugios como los últimos recursos, por lo que instan a las personas en situación de vulnerabilidad frente a tormentas y huracanes quedarse con amigos o en hoteles.

Sin embargo, debido al desempleo masivo, los hoteles pueden ser una opción menos factible que en años anteriores.

En lo concerniente a la prevención, desde el viernes 29 de mayo y hasta el 4 de junio, los artículos clasificables como suministros contra tormentas y huracanes estarán libres de impuestos en todo el estado de Florida.

Florida es uno de los blancos más frecuentes de los fenómenos típicos de esta temporada, como tormentas, huracanes e inundaciones, por lo que las autoridades dispusieron que durante una semana al año se vendan varios artículos libres de impuestos de ventas.

Entre estos se encuentran generadores portátiles, radios, hieleras, sistemas de amarre, velas, baterías, linternas, lonas de plástico y contenedores de gas o diésel, todos muy útiles para la prevención y enfrentamiento de los daños que suelen dejar los referidos eventos atmosféricos.

La temporada ciclónica arriba a menos de un mes de que el estado haya iniciado su reapertura económica tras meses de confinamiento y medidas restrictivas por la pandemia del virus SARS-CoV-2, cuyo epicentro en Florida sigue estando en el sur, la zona más golpeada por los referidos eventos atmosféricos.