Florida declara estado de emergencia por huracán Isaías
Isaías seguía con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora y estaba a unos 392 kilómetros al sureste de Nassau, en Bahamas. El huracán se mueve en dirección noroeste a razón de 25 kilómetros por hora
Huracán Isaías se dirige hacia la costa este de EEUU

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, decretó este 31 de julio el estado de emergencia para todos los condados a lo largo de la costa este del estado comprendidos de Miami-Dade hacia el norte debido a la proximidad del huracán Isaías.

“Si bien las proyecciones actuales tienen al ojo de Isaías permaneciendo en el mar, la situación sigue siendo fluida y puede cambiar rápidamente”, dijo DeSantis al dar el anuncio de la medida excepcional.

En su boletín de las 2:00 p.m., el Centro Nacional de Huracanas (CNH) indicó que aviones cazahuracanes habían detectado que Isaías está comenzando a organizarse mejor.

El fenómeno atmosférico seguía con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora y estaba a unos 392 kilómetros al sureste de Nassau, en Bahamas, informó el CNH en su boletín. El huracán se mueve en dirección noroeste a razón de 25 kilómetros por hora.


Según la previsión, pasará por el sureste de Bahamas, se acercará al centro del archipiélago más tarde en el día y pasará cerca o por encima del noroeste de Bahamas y cerca del sur de Florida el sábado.

En el sur de la Florida ya se adelantan preparativos y el condado Miami-Dade ordenó el cierre de parques, marinas y campos de golf.

El alcalde del condado, Carlos Giménez, explicó que por el momento “no hay ningún plan para hacer una orden de evacuación. Eso puede cambiar en cualquier momento en dependencia de la trayectoria”.

En la zona de Brickell, que generalmente sufre inundaciones tras intensas lluvias, reina la normalidad. Sin embargo, algunas de los apartamentos ya tenían las contraventanas de protección contra huracanes. La ciudad de Miami ha hecho un llamado a sus residentes.

Francis Suárez, alcalde de Miami pide que “se preparen ahora. Nunca sabemos La intensidad de la tormenta. Prepararse para lo peor y rezar para lo mejor”.

El jueves, cuando todavía era una tormenta tropical, Isaías provocó apagones, derribó árboles, causó inundaciones generalizadas y pequeños deslaves en República Dominicana y Puerto Rico.

La Guardia Nacional rescató al menos a 35 personas de las crecidas en Puerto Rico, y una persona seguía desaparecida, mientras cientos de miles se quedaron sin electricidad ni agua corriente.