Florida con más de 33 mil casos de coronavirus y 1,218 muertes
Aunque aumentan los casos en la Florida, el gobernador DeSantis anunció un plan para reabrir el estado que por ahora excluye Miami-Dade, Broward, y Palm Beach, los condados más afectados por el coronavirus
Ilustración de la cepa de coronavirus sobre Florida

En Florida los casos de coronavirus llegaron a 33 mil 193 luego de reportarse 347 nuevos positivos y 47 fallecimientos adicionales en el estado.

El Departamento de Salud de informó que Miami-Dade tiene 11 mil 927 casos y Broward 4 mil 898, los dos condados tienen el mayor número de personas infectadas en el estado, donde ya han muerto 1,218 pacientes por la COVID-19.

Además, el condado Palm Beach tiene 2 mil 911 casos positivos y Monroe 78. Un total de 5 mil 419 personas han sido hospitalizadas en el estado durante este brote.

En el centro del estado, el condado Orange tiene 1,371 casos confirmados de COVID-19 y Hillsborough 1,105. La ciudad de Miami tenía 7,418 casos, seguida por Hialeah con 1,450, Hollywood con 1,228, Fort Lauderdale con 1,135, Orlando con 995, Tampa con 719, Miami Beach con 689 y West Palm Beach con 546.

No obstante los números que continúan en ascenso, el gobernador Ron DeSantis se mostró optimista con la evolución de la curva, en una rueda de prensa efectuada desde el Hospital General de Tampa, en la costa oeste de Florida.

“Los escenarios apocalípticos que estábamos trabajando hace semanas afortunadamente no se dieron”, afirmó.

En Florida, donde según cifras del gobernador viven 21,3 millones de personas, “de 42 pruebas [de coronavirus aplicadas] una da positiva, más o menos”.

En el estado se han realizado en total 358 mil 127 test. Según el gobernador, se pueden hacer al día unos 10 mil en diferentes laboratorios, y se está estudiando si las farmacias podrían hacerlas en lo adelante.

El gobernador informó que el próximo 1 de mayo llegará a Florida el primer cargamento de pruebas de anticuerpos para personas asintomáticas. Los exámenes serán enviados por el Gobierno federal. “Si una enfermera está trabajando con pacientes y se le hace esta prueba va a estar más protegida”, dijo.

Ron DeSantis citó el estudio reciente de la Universidad de Miami, basado en exámenes de sangre con personas asintomáticas, para medir la situación de los anticuerpos. El ensayo arrojó que por lo menos el 60% de la población de Miami-Dade tuvo el virus “probablemente y no lo sabía”, explicó el gobernador.


En tanto, algunos parques reabrieron el miércoles en el sur de la Florida, el mismo día en que DeSantis anunció un plan para reabrir el estado que por ahora excluye Miami-Dade, Broward, y Palm Beach, los más afectados por el coronavirus.

A un mes de ordenar la medida de quedarse en casa para reducir la propagación de la COVID-19, el gobernador anunció que Florida comenzará a reabrir a partir del próximo lunes. La primera de tres fases del plan que DeSantis tituló “Seguro. Inteligente. Paso a paso”, excluye a tres condados del sur de la Florida que se han visto especialmente afectados.

Los habitantes de los otros 64 condados podrán recuperar parte de su vida cotidiana antes de la pandemia de coronavirus, siempre y cuando mantengan las pautas de distanciamiento social y eviten agruparse en conglomeraciones de 10 o más personas.

Aunque las autoridades reconocen que lo ideal es que todos usen mascarillas sanitarias de protección, DeSantis aseguró que no se impondrán multas a aquellos que no cumplan con ese requisito.

Las escuelas seguirán ofreciendo clases en línea hasta nuevo aviso y los bares, cines, gimnasios y salones de belleza permanecerán cerrados, explicó DeSantis. Las visitas a los centros para ancianos aún estarán prohibidas.

Sin embargo, los restaurantes podrán servir a clientes al aire libre, si los sientan con más de metro y medio de distancia entre ellos, y las tiendas podrán operar si mantienen la capacidad de su establecimiento al 25%.

La única medida de la fase uno del plan que aplica para todo el estado es que las cirugías electivas podrán reanudarse.