Escuelas de Miami-Dade se preparan para el coronavirus
Hemos habilitado un número telefónico para esclarecer dudas, obtener información y consejos, señaló el superintendente escolar Alberto Carvalho
Alberto Carvalho, superintendente de escuelas públicas

Autoridades escolares de Miami-Dade habilitaron una línea telefónica para informar a padres e hijos sobre los pormenores del coronavirus, ante la posible expansión de la pandemia en la zona.

“Hemos habilitado un número telefónico para esclarecer dudas, obtener información y consejos”, señaló el superintendente escolar Alberto Carvalho durante una comparecencia especial.

Ese número es 305-995-3000 y estará disponible durante las horas del día. También cualquier interesado puede acceder al portal dadeschools.net en Internet y hacer click en la sección coronavirus.

Entretanto, Carvalho desestimó la posibilidad de “cerrar escuelas”, al menos por ahora. “El distrito escolar está afrontando esta situación con mucha precaución y debida diligencia”, comentó.

“Las acciones que tome esta administración, con el liderazgo de nuestra Junta Escolar, continuarán siendo guiadas, no por conveniencia, sino por la seguridad de nuestros estudiantes y empleados en mente”, enfatizó.

Entre las medidas de emergencia figuran “la suspensión de viajes de clases, conferencias y otros asuntos, en lugares donde se espera la afluencia de grandes grupos de personas”. Y si esas actividades están pautadas dentro de los límites del condado, “será analizadas sobre la base de riesgo, caso por caso”.


Carvalho enfatizó la necesidad de “estar informado pero equilibrar el peso de la información y evitar caer en la paranoia que hace mucho daño a todos, incluyendo los más pequeños, el estudiantado”.

“Hemos dado instrucciones precisas de vigilancia, colocado afiches informativos en cada una de las escuelas”, en inglés, español y creole, recordó el superintendente.

Entretanto, la autoridad de escuelas públicas de Miami-Dade envió una carta a padres, a través de los estudiantes, informándoles sobre “la posibilidad” de utilizar el servicio de clases en casa “si fuese necesario”.


“Sabemos que hay estudiantes que no tienen acceso (a un dispositivo de Internet). Parte de los esfuerzos de planificación del distrito escolar es determinar cuántos de nuestros estudiantes necesitan tener acceso en el hogar para continuar las clases”, subrayó.

La epidemia de coronavirus de Wuhan, una de las mayores crisis sanitarias de los últimos años cuyas consecuencias son todavía impredecibles, se ha extendido por más de 95 países y afecta a unas 110 mil personas, de las que más de 3800 han perdido la vida.

En Estados Unidos, más de 1000 personas en 38 estados dieron positivo por coronavirus, y al menos 31 pacientes con el virus han muerto, según reportaron autoridades de ese país en conteos que llegan hasta la mañana de hoy.