El alcalde de Miami-Dade cierra todas los puertos deportivos y rampas para botes
Después que los casos de COVID-19 ascendieran a 177 este domingo, el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, prohibió el uso de embarcaciones recreativas.
Embarcaciones en Miami

Este domingo 22 de marzo el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos A. Giménez, emitió una nueva declaración con restricciones adicionales al uso de embarcaciones recreativas en todo el condado.

Las nuevas medidas incluyen el cierre de rampas para embarcaciones y puertos deportivos.

"Con efecto inmediato, todas las rampas para botes en los parques del condado de Miami-Dade estarán cerradas hasta nuevo aviso", señala una nota publicada en la web del condado.

Además, "los puertos deportivos estarán cerrados a todas las actividades de navegación, excepto a los pescadores comerciales que proporcionan alimentos a restaurantes y mercados.

También "estoy ordenando el cierre de todas las rampas para embarcaciones y puertos deportivos en todo el condado. El Departamento de Policía de Miami-Dade estará en las aguas, velando por que se cumpla mi orden de no hacer rafting, para evitar que se realicen fiestas de grupos grandes", dijo el alcalde.

"Me decepciona ver fotos y videos en las redes sociales de botes y grandes grupos de personas que se congregan y no guardan la distancia requerida. Ver esta fiesta por todo el sur de Florida es realmente desalentador, pero sobre todo preocupante", agregó.

"Estamos en estado de emergencia y parece que no he logrado enfatizar lo suficiente la necesidad de que cada persona sea responsable. Las pautas actuales exigen que las reuniones se limiten a grupos de diez individuos o menos", recordó.

"Estos sacrificios en nuestras vidas sociales son críticos AHORA para vencer el COVID-19. Aquellos de ustedes que no siguen estas pautas están poniendo en riesgo a otros, tal vez a su propia familia y amigos. Y podrían estar contribuyendo a un escenario mucho más tenso y a más restricciones en nuestra comunidad", lamentó Giménez.

Este domingo 22 de marzo, autoridades sanitarias de la Florida elevaron a 830 los casos de COVID-19 en el estado, después de confirmar 67 nuevos contagios.

Hasta ahora, en "el estado donde siempre brilla el sol" han perdido la vida 13 personas a causa del nuevo coronavirus. Los condados de Broward y Miami-Dade siguen siendo los que presentan peor situación, con 180 y 177 casos diagnosticados, respectivamente.

Entre otras medidas para evitar la propagación del COVID-19, el Departamento de Transporte del condado de Miami-Dade suspendió el pago de todas las tarifas del transporte público desde este domingo.

Además, a partir de este 22 de marzo Miami-Dade ofrecerá estacionamiento gratuito a los residentes en el condado.

Asimismo, las autoridades competentes indicaron que a partir de ahora los pasajeros del Metrobus "tendrán que subir al autobús por la puerta de atrás del vehículo".