COVID-19: Inspectores de Miami Beach velan que los negocios cumplan con medidas sanitarias
Con el aumento de los casos de COVID-19 en el sur de Florida, la ciudad está velando que las empresas sigan las reglas sanitarias establecidas por los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades.
Negocios en South Beach

Mientras aumentan los casos de coronavirus en la Florida, y particularmente en el sur del estado, los oficiales a cargo de la aplicación del Código en Miami Beach se mantienen trabajando para garantizar que las empresas locales cumplan con las pautas de seguridad establecidas para frenar los contagios de COVID-19.

Las cámaras del canal local 7News siguieron al oficial Jorge Hernández, a cargo de la aplicación del Código en Miami Beach, cuando recorría varios establecimientos comerciales y restaurantes de South Beach.  

Con el aumento de los casos de COVID-19 en el sur de Florida, la ciudad está velando que las empresas sigan las reglas sanitarias establecidas por los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con 7News, los oficiales se están asegurando de que el personal que labora en tiendas y restaurantes esté practicando el distanciamiento social y exija a los clientes que también cumplan con las medidas pertinentes.

Según Hernández, su departamento recibe entre 10 y 15 llamadas al día sobre violaciones del Código. “Al primero que veo es al anfitrión, especialmente en un restaurante”, explicó sobre el procedimiento que sigue. “¿El anfitrión tiene una máscara o alguna cobertura facial? ¿Y los trabajadores alrededor? Por supuesto, cada restaurante tiene un bar. ¿Hay alguien realmente en un bar? No se permite estar en un bar”.

Aunque la mayoría de los negocios han estado cumpliendo las normas sanitarias debidamente, el oficial precisó que las empresas a las cuales se ordene cerrar por violaciones del Código más tarde deberán solicitar un permiso de reapertura ante la ciudad y el condado.

Esta semana trascendió que un total de 13 empleados y 28 clientes dieron positivo a la COVID-19 después de visitar el bar The Knights Pub, cerca de la Universidad Central de Florida, en Orlando, informó el canal de noticias Univisión 23.

El Departamento de Salud del estado llegó a identificar a 41 personas infectadas con el nuevo coronavirus, entre trabajadores y visitantes del bar.

Según declaraciones de las autoridades, las personas no usaron mascarillas ni respetaron el distanciamiento social. Los empleados tampoco habrían exigido respetar las normas sanitarias orientadas por los CDC para acceder y mantenerse en el bar.

Tras conocerse los hechos, Ron DeSantis, el gobernador de Florida, aseguró que se había retirado la licencia a The Knights Pub. También advirtió que serán canceladas las autorizaciones para operar a los negocios que no respeten las normas implementadas durante la emergencia por coronavirus.

Este miércoles la pandemia de COVID-19 registró un nuevo récord en Florida, con 5508 nuevos casos en solo 24 horas, que ponen la cuenta acumulada de contagios en 109 014 mientras la reapertura de la actividad económica del estado está en fase avanzada.