Autoridades de Florida ofrecen actualización sobre casos

Este martes el Gobernador de la Florida, Ron DeSantis, ofreció una rueda de prensa para actualizar a la comunidad sobre los casos positivos al coronavirus en Florida y la medidas que se toman en el estado. Indicó que el estado había registrado su sexta muerte por el COVID-19. 

El fallecido, un hombre de 77 años, vivía en un hogar de ancianos en el Condado Broward. El resto de las personas de la tercera edad que viven en ese centro están siendo examinadas.

El gobernador informó que le pidió más recursos al gobierno federal para ampliar las pruebas. Mientras tanto activó la Guardia Nacional y más de 170 miembros fueron desplegados en el condado de Broward. Se espera pronto activar a unos 300 miembros adicionales para ayudar con las pruebas de manejo.

Actualmente el estado ya está comprando kits con capacidad para hacerle la prueba a 625,000 personas. El centro de pruebas de manejo se establece en cooperación con el Memorial Healthcare System.

Durante la conferencia anunció que recibió la aprobación del propietario de los Miami Dolphins para realizar pruebas en el estacionamiento del Hard Rock Stadium. Otros que brindaron un permiso similar fueron los Jacksonville Jaguars y el Orange County Convention Center.

Los funcionarios del Departamento de Salud confirmaron un aumento en los casos positivos de coronavirus elevando el número a 192 en total.

Hasta este martes Broward todavía lidera el estado con 39 casos positivos confirmados, mientras que Miami-Dade tiene 23, según informó el departamento de salud.

 

El COVID-19 causa síntomas leves o moderados en la mayoría de las personas. La triada de tos seca, fiebre, falta de aire es altamente sugestiva. Eventualmente la enfermedad puede progresar a una Neumonía con falta de aire severa e Insuficiencia respiratoria que lleva a la muerte. De manera notable, coriza, secreción nasal y dolor de garganta no son síntomas notables, se han visto en solo un 5% de los casos y probablemente indican un Resfriado Común. 

El estado está trabajando con las universidades para incorporar temporalmente a equipos de epidemiólogos para fortalecer los esfuerzos contra la enfermedad, según anunció el cirujano general de Florida, Scott Rivkees. 

Las visitas a asilos de ancianos en todo el estado se mantienen prohibidas para prevenir el contagio entre las personas más vulnerables. Solamente se permitirán las visitas a personas moribundas.