Cierran bar en el Sur de la Florida por permitir que los clientes no usaran máscaras
Este fin de semana, cientos de jóvenes llegaron hasta este bar. Pocos tenían máscaras, lo que provocó la ira de los críticos preocupados por el aumento de los casos del nuevo coronavirus.
Cientos de personas entrando al The Wharf Fort Lauderdale/7news
 

Reproduce este artículo

Un popular sitio de entretenimiento al sur de la Florida, Estados Unidos, que reabrió la semana pasada después de estar cerrado durante meses por la pandemia de coronavirus, fue clausurado nuevamente por las autoridades del estado este 22 de noviembre tras incumplir con las medidas de seguridad del Covid-19. 

El pasado sábado, una multitud de personas se acercaron al The Wharf Fort Lauderdale a lo largo de las Olas Boulevard, sin respetar el distanciamiento social y sin utilizar los elementos de bioseguridad como las mascarillas.

“The Wharf estaba sirviendo a personas que no usaban máscaras. Permitir que una gran multitud de personas se reúnan juntas sin usar una máscara crea un evento COVID-19 de supercontagios”, dijo el alcalde del condado de Broward, Steve Geller, en un comunicado.

Geller resaltó la importancia de que los establecimientos de entretenimiento exijan a los clientes usar máscaras, para no empezar a cerrar negocios. Y agregó, que espera que esto sirva de mensaje para los “negocios que están violando intencionalmente nuestras leyes''. Tienen que obedecer nuestras órdenes por la seguridad del público”.

El bar permanecerá cerrado hasta que pueda volver a operar normalmente, dijo Emilio “Emi” Guerra, copropietario del muelle, al South Florida Sun Sentinel.

“No tengo un cronograma exacto para (reabrir)”, dijo Guerra. "Nuestro objetivo es resolver esto y trabajar con los poderes necesarios para obtener una guía y comprensión claras sobre cómo se supone que debemos operar".

“La gente no viene aquí simplemente a comer (...) No vienen aquí simplemente para tomar una copa. Vienen aquí para disfrutar del aire libre. Vienen a ver a sus amigos. La gente quiere tomar una copa y caminar. Construimos el muelle [para los clientes] para tener cierta experiencia. Y con las pautas y regulaciones que se nos imponen, lamentablemente tenemos que cerrar ".

El viernes y el sábado, cientos de jóvenes se juntaron, bebiendo cócteles bajo un área del bar cubierta. Pocos tenían máscaras, lo que provocó la ira de los críticos preocupados por el aumento de los casos del nuevo coronavirus.

"Es aterrador", dijo el sábado el comisionado del condado, Dale Holness. "Es una locura. Espero que la gente sea más consciente del efecto que esta enfermedad está teniendo en nuestras vidas ”.

Los oficiales de códigos del condado visitaron el muelle tres veces el sábado en diferentes momentos del día -a las 2 pm, 5 pm y 7 pm-, y cada vez llamarón la atención a la barra por violar los protocolos de la pandemia.

Los oficiales de código dijeron que cada barra en el muelle necesitaba un divisor de plexiglás. 

The Wharf publicó la noticia en Instagram el domingo: “Desafortunadamente, debido al aumento de casos en todo el estado y las regulaciones locales, cerraremos temporalmente. Volveremos a abrir cuando podamos brindarle la experiencia adecuada en nuestro hermoso lugar al aire libre”.

Hasta el domingo, el condado de Broward había emitido 2,138 advertencias y citaciones a empresas que fueron atrapadas violando los protocolos vigentes para ayudar a frenar la propagación del virus. Los oficiales del código descubrieron que 1.005 empresas no estaban siguiendo los requisitos de distanciamiento social.

Los casos de Covid-19 están aumentando en todo el país, pero el gobernador Ron DeSantis ha dicho que no tiene planes de emitir otro bloqueo. También ha prohibido a los gobiernos locales multar a las personas que no usan máscara.