Cayo Hueso reabre parques y playas aunque exige mantener el distanciamiento social
Desde este lunes 27 de abril los residentes en Cayo Hueso (Key West) pueden acceder a las playas y parques de su ciudad.
Cayo Hueso

Desde este lunes 27 de abril los residentes en Cayo Hueso (Key West) pueden acceder a las playas y parques de su ciudad, informó en Facebook el administrador municipal Greg Veliz.

No obstante, los parques infantiles permanecerán cerrados, especificó.

Pese a la apertura, el gobierno local sigue exigiendo el distanciamiento social entre los residentes de Cayo Hueso, adonde todavía no pueden acudir personas que no vivan en el condado de Monroe. "Esperamos que al aliviar algunas restricciones en los espacios públicos nuestros residentes puedan disfrutar del entorno natural que Cayo Hueso tiene para ofrecer", añadió Veliz.

Más adelante, la ciudad espera permitir la reapertura de negocios no esenciales como parte de una estrategia gradual para instaurar una "nueva normalidad" a pesar de la propagación del coronavirus SARS-CoV-2.

No obstante, la medida depende de la restricción de permanecer en casa, declarada por el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, y que debe caducar este jueves.

Las playas, parques e instalaciones recreativas de Cayo Hueso han estado cerradas desde el 16 de marzo pasado.

"Aunque seguimos bajo una orden restrictiva, entendemos la necesidad de comenzar a permitir a nuestros habitantes que reanuden parte de sus actividades normales de manera responsable y con distanciamiento social", detalló Veliz.

Más allá de la reapertura en las playas y parques de Cayo Hueso, el pasado viernes el condado de Monroe, al que pertenecen los cayos de la Florida, informó que no se permitiría la entrada de visitantes al menos hasta junio, de acuerdo con un comunicado oficial difundido por los medios de comunicación.

 

"El condado de Monroe comprende que ha habido un debate comunitario sobre las fechas de apertura de las instalaciones de alojamiento y atracciones, pero debido a la continua amenaza de la COVID-19 en áreas fuera del condado de Monroe, no se permitirá que los visitantes ingresen a los cayos de Florida durante todo mayo, y potencialmente durante más tiempo dado el estado del virus", aseguró el condado en un comunicado de prensa.

Según la misma fuente, el punto de control de visitantes que se ha mantenido desde el 22 de marzo "ha sido beneficioso para mantener plana la curva de contagios en los cayos de Florida".

Hasta el momento, Monroe ha informado 79 casos de COVID-19 y tres muertes a causa del virus.

"Lo último que queremos hacer es abrir las puertas y luego tener un resurgimiento del coronavirus", dijo la alcaldesa del condado, Heather Carruthers, al canal Local 10 News a principios de esta semana.

 

No obstante, los cayos han estado discutiendo la relajación de algunas restricciones para sus residentes que permitirían el paso a una "nueva normalidad".

El pasado viernes los contagios confirmados de coronavirus superaron los 30.000 casos en la Florida, luego de reportarse más de 1.000 nuevas infecciones y 60 fallecimientos adicionales en un solo día.

A las 3:00 de la tarde de este lunes el Departamento de Salud de Florida informaba que ya habían muerto 1.088 personas por la COVID-19, mientras que los casos confirmados del nuevo coronavirus superaban los 32.100.