Balacera en Miami deja al menos un muerto y un herido grave

Una balacera ocurrida en la 116 calle del Noroeste de Miami-Dade dejó este lunes al menos un muerto y un herido en estado de gravedad, informó Telemundo 51.

De acuerdo con las primeras informaciones a las que tuvo acceso el canal de noticias, el fallecido es un joven de 20 años y el herido tendría solo 13 años.

El tiroteo, que se reportó en horas de la madrugada, dejó otro herido de 21 años que recibió asistencia médica y se encuentra fuera de peligro, señala la nota.

Oficiales de la policía dijeron a la prensa que tres hombres caminaban a pie por la zona de los hechos, cuando comenzaron a disparar contra una vivienda, cuyos inquilinos respondieron también a tiros.

El niño de 13 herido y en estado crítico, se encuentra estabilizado, de acuerdo con Álvaro Zabaleta, detective del Departamento de policía de Miami-Dade, quien ofreció declaraciones a los periodistas en el lugar.

Las cámaras de los medios locales pudieron captar a unidades de investigación de escenas del crimen haciendo su trabajo en el área.

Esta mañana la investigación continúa. Autoridades policiales entrevistan testigos en el vecindario y buscan evidencias que conduzcan a esclarecer los acontecimientos, pues hasta el momento no se han anunciado arrestos relacionados con la balacera.

 

 

A principios de este mes se reportó otra balacera pero en Hialeah, cuando las autoridades recuperaron “más de 16 casquillos” tras el tiroteo durante un intento de asalto, en el que la víctima disparó contra los tres individuos que quisieron asaltarlo.

La víctima se encontraba reparando su auto cuando sucedieron los hechos, y según dijeron los oficiales, fue impactado por una bala, al igual que uno de los agresores. Los otros dos criminales lograron escapar en un auto Honda de color azul, dijeron testigos.

Vecinos del oeste de Hialeah ocultaron sus rostros, para declarar a la prensa que escucharon disparos y vieron a un joven con una máscara en la cara, correr y esconderse en un patio de los alrededores, donde fue capturado luego por los agentes de la policía de la ciudad.

La violencia armada es un problema en Estados Unidos, donde muchos ciudadanos resultan heridos o fallecen cada año a consecuencias de heridas de bala. La legalidad de portar armas así como los mecanismos de control sobre esta libertad reconocida por la Constitución, es objeto de un fuerte debate público, principalmente a partid de tiroteos masivos en escuelas y centros comerciales.

Algunas fuentes señalan que existen en el país más de 250 millones de armas de fuego, una cifra que equivaldría casi a un arma por habitante.

El jueves último, un ataque armado en un centro escolar en Santa Clarita, California, dejó al menos dos adolescentes muertos y otros tres heridos. El sospechoso— un estudiante de 15 años de la propia escuela— fue detenido pocas horas después del tiroteo, informó la Oficina del Sheriff del condado de Los Ángeles.