Alcalde de Miami agradece a Trump prohibición de entrada a viajeros desde Brasil
El alcalde de Miami, Francis Suárez, agradeció al presidente Donald Trump la decisión anunciada este domingo de prohibir la entrada de viajeros extranjeros procedentes de Brasil, como medida de prevención ante el coronavirus
Alcalde de Miami Francis Suárez

El alcalde de Miami, Francis Suárez, agradeció al presidente Donald Trump la decisión anunciada este domingo de prohibir la entrada de viajeros extranjeros procedentes de Brasil, como medida de prevención ante el coronavirus.

La ciudad de Miami, en Florida, comenzó la reapertura gradual de su actividad económica desde del 20 de mayo, con la habilitación de parques, oficinas, retailers y establecimientos de higiene personal, mientras que los restaurantes y otros comercios que involucran mayor cantidad de personas abrirán el 27 de mayo.

“En nombre de la Ciudad de Miami, la Comisión y nuestros residentes, agradezco al Presidente por actuar en nuestra solicitud, hecha hace unas semanas, para proteger a todos los estadounidenses al restringir los viajes desde partes del mundo donde el virus aún se está propagando agresivamente”, escribió en Twitter el alcade de Miami.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había adelantado el martes anterior su intención de vetar la entrada a su país de los extranjeros procedentes del “Gigante sudamericano”, la nación latinoamericana con más casos de la COVID-19.

“Brasil ha ido por la vía de [la inmunidad de] grupo, ya saben lo que es, del grupo, y están teniendo problemas, de eso no hay duda”, subrayó entonces Donald Trump.

El mandatario explicó que “la mayoría” de los viajeros desde Brasil y Latinoamérica “llegan a Florida” y afirmó: “No quiero que venga gente [contagiada] e infecte a nuestra gente”.

Este domingo 24 de mayo, la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, anunció en un comunicado que “el presidente ha adoptado una medida decisiva para proteger nuestro país al suspender la entrada de extranjeros que hayan estado en Brasil en los 14 días anteriores a su llegada prevista a EE.UU.”.

El país sudamericano se convirtió recientemente en la segunda nación con más casos confirmados de coronavirus después de Estados Unidos. Según datos de la Universidad John Hopkins, hasta el domingo 24 de mayo, Brasil registraba 347 mil 300 casos de contagio.

Brasil superó el viernes 22 de mayo a Rusia en los números confirmados de coronavirus. El presidente Jair Bolsonaro ha desestimado en repetidas ocasiones los riesgos que supone la COVID-19, pero la cifra de muertos en esa nación ha ido duplicándose cada dos semanas.

Expertos alertan que la cantidad real puede ser mucho más alta debido a las pocas pruebas que se realizan, informo BBC.

McEnany dijo que las restricciones ayudarán a que no entren nuevos casos en EE.UU.

“La acción de hoy ayudará a que los extranjeros que hayan estado en Brasil no se conviertan en fuente de más infecciones en nuestro país”, expresó la portavoz, que precisó que la prohibición no afectará al flujo comercial entre ambos países.

Estados Unidos tiene actualmente 1,6 millones de casos confirmados de coronavirus y se acerca a las 100 mil muertes por la COVID-19. El anuncio de este domingo es el último sobre restricciones de viajes impuestas por Estados Unidos para intentar frenar la propagación del virus.

A finales de enero, Trump suspendió la entrada de la mayoría de viajeros de China, y a mediados de marzo anunció amplias restricciones de viaje para los viajeros de países europeos.

Además, Canadá y Estados Unidos acordaron recientemente extender el cierre de su frontera a los viajes no esenciales. La situación con México es semejante: la frontera terrestre permanece cerrada para viajes de ocio, pero no ha habido restricciones a los vuelos.