¿Cómo saber si nuestro nasobuco es seguro?

Las autoridades de la isla exigen que cada cubano lleve un nasobuco en la calle, pero no los suministran ni los venden
 

Reproduce este artículo

La pandemia del nuevo coronavirus está ya en todas partes del mundo. Cada día los números de casos positivos crecen y Cuba no es la excepción.

En Cuba, antes que llegara esta pandemia, ya era complicado conseguir casi cualquier cosa; largas colas, productos reducidos, regulados y desaparecidos marcaban el día a día de los cubanos, pero ahora todo se ve aún peor.

En estos días de contagio es muy importante mantener la higiene y los métodos de protección a la hora en que los cubanos nos emprendemos a la captura de los víveres para nuestros hogares.

Las autoridades de la isla exigen que cada uno lleve un nasobuco, tanto es así que puedes ser multado hasta con 500 pesos en el peor de los casos, pero esas mismas autoridades no logran suministrar, ni siquiera se han habilitado puntos de venta de mascarillas para la población. Por lo que el ingenio de los cubanos se ha activado una vez más para tratar de paliar esta situación lo mejor posible. 
 

Centenas de cubanos y cubanas se suman a la tarea de hacer en sus casas nasobucos para su familia, para sus vecinos, incluso algunos han encontrado una salida económica vendiéndolos en plataformas como Revolico

Para la confección de esas prendas usan telas, ya sean sábanas o ropa que tengan en desuso.
Pero, ¿estos nasobucos nos protegen realmente? ¿Cómo saberlo? 

A la hora de hacer un nasobuco en casa o comprarlo por la calle debes tener en cuenta que éste debe tener tres capas, las cuales tienen que ser lo más impermeables posible. Al menos una de esas capas debe evitar el paso de las moléculas que emitimos en los estornudos y la tos.

Para comprobar que así sea debemos buscar un atomizador, o sea, un pomo que contenga un spray, cuya presión sea mayor que la de los pomos de perfume común. Por eso, si tienes algún desodorante de spray, body spray o algo similar, mejor. 

Conseguido el spray, coloca el nasobuco delante del atomizador y presiona de tal forma que las partículas traten de atravesar la tela, es como si fuese un estornudo o una tos. 

Hazlo cerca de una ventana o un lugar donde puedas ver a trasluz y sea más fácil de comprobar. Repite esta operación con cada una de las mascarillas que tengas en casa. 

¿Qué pasa si veo partículas a ambas partes de la prenda?

Bueno, si logras ver que las partículas pasan tu mascarilla de un lado a otro significa que realmente esa no es capaz de sostener un estornudo o una tos, por lo que debes tener mucho más cuidado a la hora de estar en aglomeraciones o cerca de otras personas. No obstante, si puedes modificar al menos una de las telas de éstas por una más tupida sería ideal. No siempre se tiene que botar y menos ahora que todo está como perdido. 

¿Los pañuelos pueden servir como nasobucos? 

Hemos visto a muchísimos cubanos caminar con pañuelos en sus caras, principalmente para evitar llamar la atención de las autoridades al no llevar nasobucos. Pero realmente no protege y no lo recomendamos. Lo mejor sería hacer en casa un nasobuco de tela, aunque sea cosido a mano si no contamos con una máquina, y lo fundamental es que al menos una de esas tres capas sea lo más tupida posible. 

Recuerda también que cada día que uses el nasobuco debes lavarlo con agua y jabón hasta quitar todas las partículas que puedan quedar. Si puedes adicionar una pequeña cucharada de cloro sería mejor. Ponlo a secar al sol y luego pásale una plancha bien caliente para terminar de matar cualquier germen que se haya podido adherir a la tela. 

Aunque, amén del nasobuco que tengas, lo mejor será que permanezcas en casa el mayor tiempo posible y así evitar correr cualquier tipo de riesgos.

¿Seguras las mascarillas de tela?