¿Por qué Trump y no Biden? Análisis en números
Los números son el antídoto natural de lo que los cubanos llaman “la muela”. Por eso apuesto por el presidente Donald Trump, quien apunta al crecimiento económico del país, atiende los pequeños negocios, potencia la industria y los productos nacionales
Joe Biden Contra Donald Trump. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Los números son el antídoto natural de lo que los cubanos llaman “la muela”. Por eso apuesto por el presidente Donald Trump, quien apunta al crecimiento económico del país, atiende los pequeños negocios, potencia la industria y los productos nacionales.

Está por la línea de la libertad financiera y el empoderamiento económico y empresarial. No anda con vacilaciones, es directo. Ha demostrado que no es posible sostener a una nación a base de gratuidades que solo conducen a la ruina inminente de un país, y para muestra de eso está Cuba.

 

Los patrimonios de Trump & Biden

Se conoce el origen de la fortuna de Trump, no así el incremento acelerado del patrimonio neto de Biden.

El patrimonio neto de Trump está por los $ 3 mil 100 millones. Ha construido su fortuna gracias al negocio de bienes raíces y hoteles. Es el propietario de The Trump Organization, un conglomerado de bienes raíces y licencias. Su salario anual en “Celebrity Apprentice” era de $ 60 millones y el salario anual como presidente es de $ 400.000, del cual dona 399.999 dólares a caridad. Y como dato importante: su fortuna se redujo en unos 600 millones de dólares desde que asumió la presidencia, según Forbes.

Joe Biden ostenta un patrimonio neto de $ 9 millones: 2009: $30.000, 2016: $1.5 millones, y ganaba por año como vicepresidente de EE. UU $400.000.

“Joe de clase media”, como se nombraba antes de ser vicepresidente en el período 2009–2017, pasó a tener una fortuna de 9 millones de dólares en 10 años. ¿Cómo es posible que tenga esta suma de dinero cuando en 2016 declaró que su patrimonio neto era de 1,5 millones de dólares? ¿En 4 años se ganó $7,5 millones por las conferencias, libros, fotos y además no gastó nada en su economía personal y familiar? Y todo esto un hombre que se queda dormido mientras está hablando… ¿Por dónde entró esa cifra?

Ahora, algunas comparaciones necesarias.

 

Los rescates 2008 vs 2020

El Plan de Rescate Biden-Obama 2008 se centró en La Ley de 2009 para la Recuperación y Reinversión en los Estados Unidos (ARRA). Supuso en sus inicios la inversión de $ 787 mil millones que luego aumentó a $ 831 mil millones entre 2009 y 2019. El Plan de Estabilidad Financiera para sanear el sistema y estabilizarlo supuso 700.000 millones y el rescate del sector automovilístico 80.000 millones de dólares.

Estas actividades condujeron al aumento del déficit público y de la deuda dañando seriamente la economía de Estados Unidos. Y, contrariamente a lo que se intentaba buscar, no se logró revertir la desigualdad en términos de pobreza e ingresos medios por hogar, un reto que tuvo que enfrentar también la administración Trump.

El Plan de Rescate Trump 2020 ha sido el más potente de la historia. Con una inyección de aproximadamente $2 billones para ayudar a trabajadores, empresas y pequeños negocios a resistir el golpe económico que implicó la pandemia de la COVID-19.

El rescate de Trump ha contemplado la inyección directa de dinero hacia los ciudadanos (envío de cheques 1200 dólares a adultos y 500 por menor de edad); préstamos a pequeñas y medianas empresas y un fondo para industrias, ciudades y estados. También quedan cubiertos por primera vez los trabajadores de las empresas con economía colaborativa, los hospitales, el sector petrolerolas principales aerolíneas estadounidenses de pasajeros, una de los sectores más afectados. Ello lógicamente implica una caída del PIB y un aumento en la deuda pública.

 
Crecimiento económico

La economía de Estados Unidos creció en 2019 a un ritmo del 2,3% mientras que Biden-Obama cierran con 1,6 % en 2016, la peor tasa en cinco años.

 
Tasa de desempleo

Obama cierra el 2016 con un 4,9%. Trump, a solo dos años de su mandato estuvo a las puertas del “Pleno Empleo” al alcanzar 3.5 % de índice de paro, el nivel más bajo en 50 años al crear 273 mil puestos de trabajo.

Pero no solo eso, incluso con el confinamiento por la pandemia, la cifra ha sido de 8,4% (agosto pasado), algo realmente a tener en cuenta si miramos que, en marzo, antes de la COVID, el porcentaje de desempleo fue de 4,4% (la misma cifra distribuida en mujeres y hombres en el registro de marzo de 2020 antes de la pandemia).

4,6% es el mínimo histórico de desempleo de los hispanos a 2019 vs 5,9% los registrados por la presidencia de Obama. 5,5% es la cifra de trabajo de los afroamericanos en la administración Trump, mientras que en la de Biden-Obama fue de 7,8%.

  • Empleos creados: Siguiendo esta línea cuando en la administración de Biden-Obama el total de puestos de trabajo fue de 10,9 millones, Trump bate récord en casi 4 años para un total de 8,220,000 (4,9 millones 2017-2019, 4,8 millones -junio 2020-, 1,76 millones -julio 2020-, 1,37 millones -agosto 2020). Por lo que hay un excepcional aumento en la contratación si tomamos en consideración que la baja en el porcentaje de desempleo no se atribuye al vacío del mercado laboral por civiles enviados a la guerra.
  • Ingresos: Mientras la media de ingresos de los hogares con la administración Trump fue $68,703 en el 2019 Biden-Obama fue $59,039. El número de trabajadores a tiempo completo en periodo 2017-2018 aumentó en 2,3 millones de personas vs Biden-Obama fue de 2.2 millones entre 2015-2016.

 

Otros indicadores
  • Índice de pobreza: La tasa oficial de pobreza en el 2019 fue 10.5% para un total de 34.0 millones, es la más baja de la historia; mientras que 12,7% es la cifra con que cierra la administración de Biden-Obama para un total de 40,6 millones.
  • Tasa de Cobertura Seguro Médico: El porcentaje de personas con cobertura de seguro médico para todo o parte del 2019 fue del 92.0%, mientras que en el tiempo de Biden-Obama fue de 91.2%.
  • Tasa Sin Seguro Médico: Bidem-Obama: 8.8% (28.1 millones) vs Trump con un 8.0% de las personas (26.1 millones).
  • Gasto público: El porcentaje del gasto público de salud respecto al gasto total fue de un 84,78% en 2019 vs Biden-Obama (84,41%). El gasto público per cápita al cierre de Biden-Obama fue de $8499,05. Bajo la administración de Donald Trump son $9340,05 hasta el 2019. Por lo que los datos indican que actualmente, es el país que más invierte en materia de salud por habitante.

No cabe duda que bajo la administración Trump el mercado laboral es uno de los incisos en los que ha sobresalido pese a todo negativo pronóstico. El PIB, antes de la crisis sanitaria, creció más rápido que en la administración Biden-Obama y la creación de nuevos empleos ha sido la guinda del pastel.

Son días de muchos anuncios, ruidos y “muela”. En esos casos, lo mejor es ir a los números. Aquí les dejé algunos, yo tengo claro quien le conviene más a Estados Unidos. ¿Y tú?

Escrito por Manuel Milanés

Manuel Milanés. Licenciado en Economía de la Universidad de la Habana. Empresario, Economista y Anticomunista.