Bukele dice que cubanoamericano Claver-Carone será un “gran aliado” para el desarrollo
El mandatario de El Salvador, Nayib Bukele, señaló este sábado que el nuevo presidente electo del Banco Interamericano de Desarrollo, el estadounidense de origen cubano Mauricio Claver-Carone, será un “gran aliado” para los países de América
Claver-Carone y Bukele. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El mandatario de El Salvador, Nayib Bukele, señaló este sábado que el nuevo presidente electo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el estadounidense de origen cubano Mauricio Claver-Carone, será un “gran aliado” para los países de América.

“Felicitaciones a Mauricio Claver-Carone, nuevo Presidente del BID. Estamos seguros que el continente americano tendrá un gran aliado en su desarrollo económico y social”, publicó Bukele en sus redes sociales.

El mandatario salvadoreño añadió que su país fue uno de los cuatro que intervino en la Asamblea de Gobernadores del BID “para invitar a los países miembros a votar por Mauricio Claver-Carone” y aseguró que el estadounidense es “un gran amigo de El Salvador”.

La canciller salvadoreña, Alexandra Hill, también felicitó a Claver-Carone desde sus redes y apuntó que cuenta con el “apoyo” y respaldo del Gobierno de Bukele para “trabajar en conjunto por la región”.

Claver-Carone, asesor para las Américas del mandatario estadounidense Donald Trump, fue elegido este sábado como nuevo presidente del BID. El abogado estadounidense de origen cubano, que desde hace dos años era el rostro visible de la política de Trump hacia Latinoamérica, se hizo con las riendas de la institución en una votación secreta y por vía telemática de la Asamblea de Gobernadores del BID, a la que llegaba como único candidato.

Claver-Carone, nacido en Miami hace 45 años, se ha comprometido a permanecer al frente del BID durante un único mandato de cinco años, a pesar de que las reglas del organismo le permiten la reelección, con la idea de “ayudar a recuperar económicamente a la región”, muy golpeada por la crisis de la COVID-19.

También ha negado que su candidatura tuviera ninguna “intención imperialista” y ha defendido que el hecho de ser el primer presidente estadounidense de la institución ayudará a “renovar el interés” de EE.UU. por el BID.

Conocido por su línea dura hacia los regímenes de Cuba y Venezuela, Claver-Carone aseguró recientemente en una entrevista con EFE que seguirá promoviendo sus “principios democráticos” desde el BID.

A pesar de que el gobierno de Argentina conspirara, con la complicidad de México, Chile, Costa Rica y varios países europeos, para boicotear su candidatura, el cubanoamericano Mauricio Claver-Carone fue elegido como presidente del BID.

Durante semanas Argentina quiso imponer a su propio candidato, Gustavo Béliz, pero finalmente no lo logró, debido al apoyo mayoritario que tenía el candidato de Donald Trump, quien terminó imponiéndose en una votación virtual en la que obtuvo el respaldo de 30 naciones.

Ningún país se opuso, pero 16 se abstuvieron, entre ellos Argentina, Chile, México, Trinidad y Tobago y Nicaragua, que quisieron posponer las elecciones hasta marzo de 2021 con el fin de que tuvieran lugar después de los comicios estadounidenses de noviembre próximo, pero no lograron obtener el 25 % de los votos que necesitaban para evitar que hubiera quórum.

El abogado de origen cubano recibió 23 de los 28 votos de gobernadores de países de la región que necesitaba para hacerse con el cargo, además del 66,8 % de los apoyos de las 48 naciones miembros.

 

(Con información de EFE)