Díaz-Canel fracturó más a la familia cubana

Cuba está fracturada, nunca más volverá a ser la misma. El odio desatado hizo que los hijos ahora peleen con sus padres, hermanos contra hermanos, amigos contra amigos
 

Reproduce este artículo

Díaz-Canel fracturó al país, lo rompió. Cuando dio la orden de “combatir”, cuando repitió que las calles eran de los “revolucionarios” y que él daba su vida por la “Revolución”, acabó con Cuba.

No solo llamó a la guerra civil y desató el odio con el que las fuerzas militares reprimieron las manifestaciones, sino que destruyó más a cada familia cubana. Se rompió algo cuando el presidente de la dictadura dio esas órdenes en televisión nacional. Sus palabras retumbaron por cada rincón de la isla, y sus seguidores –los supuestos revolucionarios–, acataron esas órdenes al pie de la letra y desataron un baño de sangre que ahora le da la vuelta al mundo.

Cuba está fracturada, nunca más volverá a ser la misma. El odio desatado hizo que los hijos ahora peleen con sus padres, hermanos contra hermanos, amigos contra amigos.

Díaz-Canel con sus palabras dividió al país más de lo que estaba. Lo convirtió en un pantano en el que la gente no sabe cómo canalizar su frustración, y se hunde. Lo hizo a propósito, porque bien sabe él que en Cuba todas las generaciones convergen en un mismo domicilio, así de pobre es esta isla.

Él sabía que eso lo ayudaría a enfrentar a un pueblo que ya se cansó, porque cada familia cubana crece con un abuelo y con una madre comunista. Y el presidente de la dictadura se aprovechó para ponerlos a pelear a todos y ganar tiempo. Un tiempo que se le acaba a él y a todo el régimen, porque lo que hicieron durante las manifestaciones no se va a olvidar.

La represión ejercida por el régimen fue tan salvaje, que dejaron a Cuba sin memes. Y es que mucha gente que antes no quería reconocerse viviendo dentro de una dictadura, ahora no saben qué decir, o qué publicar, o hacer. Ahora, por más que el castrismo trate de limpiar la imagen, moderar el discurso, cada cubano y cubana tiene en su subconsciente el atropello y la violencia ejercida por una fuerza bruta a la que no le interesó si eran hombres, mujeres, o niños. Todos fueron reprimidos de igual manera, porque según Díaz-Canel la “Revolución” está por encima de todo.

Lea también

Esto último no es un invento de las redes sociales, está escrito en la Carta Magna al decir que el Partido Comunista de Cuba está por encima de la misma Constitución y es único e indestructible.

Cuba es una dictadura que ejerce un régimen de terror, lo dejaron bien claro. Triste realidad ahora la de la familia cubana cada vez que llega el horario del noticiero. Sabiendo unos que ahí solo ponen mentiras, mientras otros familiares se las creen.

Es perverso y cínico el régimen de este país, cuando prefiere que mueran todos los cubanos antes de ceder el poder. Es cínico Miguel Díaz-Canel Bermúdez al llamar ahora a la paz y la comprensión, cuando en plena televisión dio la orden de acabar con todo el que piense diferente.

Lo peor de todo, es que dio la orden el mismo día 11 de julio cuando estalló el país, dejando bien claro que el bienestar de los cubanos y cubanas no son su prioridad. Ojalá y la soberbia no lo ciegue por completo, porque está claro que Cuba era un volcán inactivo y tuvo su primera erupción, pero no la última. Esto no se acabó.

Escrito por Ariel Maceo Téllez