Congresistas de EEUU piden juzgar al régimen en corte internacional

El grupo, formado por 143 miembros de ambas cámaras del Legislativo, propone también que los países democráticos pongan fin de inmediato a todo apoyo financiero al régimen comunista.
Congreso-EEUU
 

Reproduce este artículo

Más de un centenar de congresistas estadounidenses pidieron crear un tribunal internacional para juzgar a miembros del gobierno cubano implicados en la represión de las manifestaciones que comenzaron en la isla el 11 de julio.

El grupo, formado por 143 miembros de ambas cámaras del Legislativo, propone también que los países democráticos pongan fin de inmediato a todo apoyo financiero al régimen comunista.

La iniciativa estuvo liderada por el senador, Rick Scott (republicano, Florida), y el líder de la minoría en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy.

Entre las violaciones a los derechos humanos destacaron la detención de Berta Soler, líder del grupo opositor “Damas de Blanco” y el arresto de José Daniel Ferrer, coordinador de la Unión Patriótica de Cuba, y su hijo de 18 años.

“Afortunadamente, el hijo de José y Berta han sido liberados, pero Ferrer sigue encarcelado y Berta está atrapada en su casa, rodeada por las fuerzas de seguridad del régimen”, declara el texto firmado por los 143 políticos de ambos partidos.

También dijeron que durante la última semana activistas cubanos han sido secuestrados, encarcelados injustamente, “mutilados físicamente y asesinados”.

“Un sacerdote quedó magullado y ensangrentado después de que lo golpearan con un bate de béisbol, los niños fueron sacados de sus casas y obligados a ayudar a los matones del régimen a oprimir a los manifestantes”.

El gobierno cubano solo ha reconocido la muerte de una persona, Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio de Arroyo Naranjo, de quien la nota oficial no se da las causas del deceso.

El grupo pidió cortar toda fuente de financiamiento al régimen de La Habana, en medio de un debate en el Legislativo tras las declaraciones del presidente Biden, quien dijo estar estudiando junto a su gobierno una vía para permitir el envío de remesas a Cuba.

No obstante, la Casa Blanca asegura que las remesas llegarán por vías no controladas por el Estado cubano, sino directamente “al bolsillo del pueblo”.

La víspera, la líder disidente cubana Rosa María Payá recordó al gobierno estadounidense que es indispensable mantener las sanciones contra el gobierno cubano para acelerar su caída en una alocución ante el Congreso.

“Levantar las sanciones contra el régimen cubano es dar fondos a la policía y los militares, que oprimen al pueblo obedeciendo a los generales”, declaró Payá.

Los legisladores plantearon también ayudar a presos políticos y opositores y garantizar el acceso libre a internetAl respecto, Biden confirmó este miércoles que trabaja junto al sector privado y el Congreso para lograr esto último, sin embargo, no precisó fechas ni métodos.