Western Union planea suspender envíos a Cuba desde todos los países excepto EEUU
Esta medida podría entrar en vigor a partir del 26 de febrero de 2020
Western Union planea suspender envíos a Cuba desde todos los países excepto EEUU

La compañía de remesas Western Union está valorando suspender las transferencia a Cuba desde todos los países excepto de Estados Unidos.

Según informó El Nuevo Herald, esta medida podría entrar en vigor a partir del 26 de febrero de 2020, por un comunicado enviado a ese medio.

"Debido a los desafíos únicos de operar servicios de remesas de países fuera de los Estados Unidos a Cuba, Western Union puede perder su capacidad de operar servicios de transferencia de dinero a Cuba”, dijo una vocera de WU al Herald.

Por otra parte dicha empresa asegura que entiende el impacto que podría tener esta noticia y por ellos se mantendrá en contacto con clientes que se verán afectados.

 

 

Desde octubre de 2019, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EEUU anunció la limitación de los envíos de remesas a Cuba a un máximo de 1.000 dólares trimestrales.

Esta medida forma parte de las nuevas sancione aplicadas por la Administración de Donald Trump para limitar las fuentes de financiamiento del régimen cubano en represalia por su apoyo a Nicolás Maduro en Venezuela.

La disposición también prohibió a las instituciones financieras estadounidenses realizar transacciones bancarias con Cuba a través de terceras naciones, una de las medidas autorizadas por la anterior administración de Barack Obama.

Esas transacciones, conocidas como U-Turn, permitieron a empresas estadounidenses ingresar y extraer dinero de Cuba para sus operaciones, por lo que en lo adelante compañías de Estados Unidos como las aerolíneas podrían recibir un duro golpe en sus aspiraciones a seguir operando en la Isla.

El año anterior, Trump también aprobó la aplicación del Título III de la ley Helms-Burton, que permite demandas contra empresas extranjeras que operan en propiedades que el Gobierno de Cuba confiscó a estadounidenses tras la llegada al poder de Fidel Castro en 1959, entre otras medidas de castigo.