Granma sobre los disturbios en Santiago: "No nos dejemos manipular"

Un artículo del periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista, hace referencia hoy al intento de linchamiento acaecido en Santiago de Cuba y culpa a "medios contrarrevolucionarios" de "intentan conectar a las personas al odio".

En un artículo titulado "¿Quiénes están interesados en hacer creer al mundo que en Cuba existe un clima de inseguridad y violencia?", el diario oficialista atribuye la exclusiva de la noticia del linchamiento al youtuber oficialista Guerrero Cubano, ignorando los numerosos videos previos que circularon en las redes, tanto del linchamiento como del posterior enfrentamiento a pedradas de los vecinos del lugar contra las brigadas especiales ("boinas negras") de la Policía, que se vieron obligados a usar sus armas antes de abandonar el lugar.

"En el material de Guerrero Cubano se podía apreciar la actuación decidida y justa de nuestra Policía el día 8 de febrero, en Santiago de Cuba, procediendo acorde con la ley, llevando a cabo la detención de una persona a la que se acusaba de haber cometido un crimen monstruoso: la violación de una niña menor de ocho años, mientras un grupo agredía a los agentes del orden que, a pesar de la compleja situación, jamás perdieron la calma y actuaron con suma profesionalidad", asegura Granma.

"En el transcurso de estos hechos --prosigue el diario oficialista-- comenzaron a aparecer en las redes llamados a linchar, incendiar, destruir, a enfrentar a la policía. Gente inescrupulosa, aprovechando el dolor de los familiares, amigos y vecinos de la víctima, llamaban a sembrar el caos y acusaban a la PNR y al Gobierno de 'proteger' al violador."

"Los llamados a la violencia y al desorden utilizando las redes digitales, mensajes que aparecen con cierto grado de sincronización, de articulación, en los principales medios de la contrarrevolución, no pueden ser casualidad. Aparecen en los mismos medios que apoyaron a los mal llamados «clandestinos» que intentaron manchar la inmaculada imagen del Apóstol de Cuba, José Martí, los mismos «falsos demócratas», los mismos mercenarios, buscando, desde la manipulación de la sensibilidad de un caso como este, involucrar a personas del pueblo en actos contra sí mismos", continúa la nota.

Para el periodista, las informaciones que circularon en las redes sociales sobre la violación y el linchamientodel violador serían parte de

"una sistemática campaña de influencia motivacional, pura y dura guerra sicológica, fabricada en los laboratorios de la CIA" que intentan "crear un estado de irracionalidad que pueda convertir al ser humano en una bestia y, en ese estado, científicamente manejado, intentar llevarlo al logro de la acción deseada por el manipulador".

"La PNR actuó conforme al derecho, en un país de leyes que respeta por encima de todas las cosas la integridad del detenido, detenido que no es culpable hasta que no es juzgado y condenado; actuaron conforme a la tradición aprendida de los fundadores de la nación, conforme a una Revolución que juzgó a criminales de guerra, a asesinos que cometieron crímenes atroces, torturaron y desaparecieron a miles de jóvenes cubanos; no se linchó a los torturadores batistianos, se les sometió a juicio con todas las garantías procesales", dice el diario del PCC, en referencia a los fusilamientos de comienzos de la Revolución.

"El culpable de un acto tan atroz será juzgado y condenado, no nos cabe ninguna duda. Hemos sido educados siguiendo principios de humanismo y justicia que son esencia del «sol del mundo moral» al que aspiramos. El odio no construye. No nos dejemos manipular.", concluye el artículo.

La menor violada está actualmente ingresada en el Hospital infantil Sur de Santiago de Cuba, donde los médicos le tienen prohibidas las visitas, aseguran medios independientes.