Western Union mantendrá envío de remesas hasta nuevo aviso
La compañía está evaluando las sanciones contra la empresa cubana FINCIMEX, que recibe las remesas en la Isla
Wester Union en Cuba
 

Reproduce este artículo

Wester Union mantendrá los envíos a Cuba a pesar de las sanciones anunciadas por Washington contra la empresa cubana FINCIMEX, que recibe las remesas en la Isla. Sin embargo, la compañía estadounidense dejó entrever que la decisión puede revertirse. 

“Western Union está revisando las directrices emitidas por el Departamento de Estado de Estados Unidos y proporcionará información adicional a nuestros clientes lo antes posible. Los servicios de transferencia de dinero desde Estados Unidos a Cuba están actualmente disponibles”, dijo a CiberCuba un funcionario de la compañía.

La aclaración de la compañía estadounidense, principal vehículo de las remesas hacia Cuba, llegó un día después de que Estados Unidos adicionara a siete empresas de la Isla a su “lista negra” de compañías que tienen prohibido comerciar con sus contrapartes estadounidenses. 

FINCIMEX está entre ellas, y al conocerse que Western habría perdido su contacto del otro lado del Estrecho de la Florida, cundió la preocupación en la comunidad cubana, porque de las remesas viven millones en la Isla.

“No está claro si Western Union tendrá que cambiar su acuerdo con FINCIMEX y buscar una compañía alternativa para que funcione como agente operador de sus entregas dentro de Cuba. El Departamento del Tesoro establecerá las normativas para aplicar las sanciones a las entidades designadas el próximo 12 de junio, fecha en que se definirá el alcance de la medida”, asegura el periodista Wilfredo Cancio en CiberCuba.

FINCIMEX fue constituida en Panamá como una sociedad privada cubana en 1984, la financiera es subsidiaria de CIMEX y está bajo la sombrilla del Grupo de Administración de Empresas (GAESA), controlado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias.


Desde 1999, Western Union cuenta con autorización del Departamento del Tesoro para operar en Cuba, donde cuenta con más de 420 sucursales radicadas en 168 municipios del país. Aunque la compañía no reporta datos sobre el valor de sus transacciones, es el mayor operador de los tres mil 500 millones de dólares que anualmente llegan en remesas a destinatarios radicados en la Isla.

Según Cancio, “se estima que alrededor del 45 por ciento del dinero que llega a Cuba por concepto de remesas lo hace por vías informales. El resto de los envíos se lo reparten entre Western Union y unos 20 agentes operadores que tienen contratos firmados con American International Services (AIS), una sucursal de CIMEX radicada en Panamá desde 1988”.

Al conocer la noticia de las sanciones, el régimen cubano las impugnó, a través de su canciller Bruno Rodríguez: “rechazo enérgicamente sanciones anunciadas por secretario Pompeo contra siete entidades de Cuba”, declaró.