Varadero mantendrá restricciones de acceso en las primeras fases
Las playas de Varadero continuarán con restricciones de acceso durante la reapertura de la Isla
Varadero mantendrá restricciones de acceso en las primeras fases

Las playas de Varadero permanecerán con restricciones de acceso en las primeras fases de la reapertura del país luego de la propagación de la pandemia del nuevo coronavirus.

Todas las playas ubicadas en Matanzas mantendrán estas medidas con el objetivo de prevenir nuevos contagios por las aglomeraciones de personas. Actualmente, ese territorio no arriba a la fase uno post-COVID-19 por los recurrentes casos positivos detectados allí.

Según comunicó el periódico oficialista Girón, los dirigentes del régimen en Matanzas afirmaron que en esta etapa está prohibido visitar las zonas de playa y cuando la “nueva normalidad” arribe con la primera fase de recuperación el acceso también será limitado.

Sin embargo, desde el mes anterior el gobierno prepara las instalaciones del Aeropuerto Internacional Juan Gualberto Gómez Ferrer con el propósito de tenerlo listo para reanudar sus operaciones en breve.

El régimen de La Habana determinó como estrategia dos etapas para reabrir el país. Una primera dedicada a la recuperación pos-COVID-19 donde las actividades productivas, económicas y sociales irán desplegándose poco a poco y una segunda para el fortalecimiento económico con el objetivo de enfrentar la crisis que atraviesa el mundo.

La primera etapa se dividió en tres fases para la regresar a lo que en muchos países se ha denominado “la nueva normalidad”. El plan de medidas fue dado a conocer ayer en el la Mesa Redonda y varios sectores retomarán sus actividades aún con fuertes restricciones. El turismo nacional será potenciado en primera instancia.

Sin embargo, todas las provincias no comenzarán al mismo. Por ejemplo, Matanzas y La Habana constituyen las zonas más afectadas por la pandemia y mantienen, por el momento, todas las medidas restrictivas instauradas por el Estado con el fin de detener la difusión de la enfermedad.

Entre las medidas a implementar está la reanudación de los servicios hospitalarias en un 50 por ciento, aunque las visitas siguen prohibidas; el curso escolar se reinicia en septiembre y el nuevo curso en noviembre; en el verano las piscinas abrirán al 30 por ciento de su capacidad; el transporte público urbano, intermunicipal y el rural, tanto estatal como privado, se restablece con limitaciones en la primera fase, entre otras normativas.

El pasado 11 de marzo Cuba confirmaba los primeros casos positivos a la COVID-19, uno tres visitantes foráneos en la Isla.