Venderán una caja de cigarros H.Upmann por consumidor en Artemisa

La provincia de Artemisa venderá a la población mayor de 14 años una cajetilla de cigarros H.Upmann sin filtro en las bodegas locales, así lo comunicó la Empresa de Comercio.
Cigarro cubanos
 

Reproduce este artículo

La provincia de Artemisa venderá a la población mayor de 14 años una cajetilla de cigarros H.Upmann sin filtro en las bodegas locales, así lo comunicó la Empresa de Comercio, Gastronomía y Servicios de ese territorio al Occidente de Cuba.

El precio de la caja de cigarros es de 17.50 pesos cubanos. Según una nota del periódico de Artemisa en Telegram los clientes que no acudan a la unidad en un plazo de 72 horas perderán sus cigarros, que serán vendidos de forma liberada a razón de dos cajas por ciudadano.

Con la escasez los precios de los cigarros también se han disparado y solo pueden adquirirse en las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC) y en el mercado informal donde las ruedas de 10 cajetillas de cigarros H.Upmann sin filtro cuestan entre 800 y 1200 pesos.

Fumadores en crisis en Cuba

Como parte de las medidas para paliar la crisis económica en Cuba, el régimen dictaminó en junio la venta de las marcas de cigarrillos Criollo, Popular, Aromas y Titanes –producidas por fábricas nacionales y que se venden en moneda nacional–, por la libreta de abastecimiento.

En julio último el Ministerio de Comercio Interior (Mincin) de Cuba reconoció el incumplimiento de la producción y entrega de millones de cajetillas de cigarros.

Betsy Díaz Velázquez, titular del Mincin, insistió en declaraciones al diario oficialista Granma, en que la venta solo “por la libreta” es para frenar “acaparadores y revendedores”.

Sin embargo, la ministra no pudo esconder la verdadera causa de la falta de cigarros, que no es la existencia de revendedores: “este mes [julio], por ejemplo, hubo un incumplimiento significativo de la producción, lo cual agravó esa medida inicial de expender las cajetillas en la red de bodegas”.

El plan para julio era disponer de cerca de 37 millones de cajetillas de cigarros, y las entregas tuvieron un déficit de 24 millones: solo se cumplió el 34 %, según datos ofrecidos por la funcionaria.

No obstante, Díaz Velázquez dijo que este no es un producto contenido dentro de la canasta familiar normada, por lo que no estarían obligados a distribuirlo todos los meses a los más de 3,8 millones de núcleos que existen en el país.

Francisco Silva Herrera, director general de ventas del Mincin, atribuyó la poca disponibilidad de cigarros en Cuba es “consecuencia de las intermitencias en el arribo al país de las materias primas”.

*Foto tomada de WorthPoint
 

Recomendaciones

 

Relacionados