Un año del Acuartelamiento en San Isidro: "Estamos más cerca de la libertad"

El 26 de noviembre de 2020 policía y militares irrumpieron violentamente en la vivienda de Otero Alcántara y detuvieron a los acuartelados
El 26 de noviembre de 2020 policía y militares irrumpieron violentamente en la vivienda de Otero Alcántara y detuvieron a los acuartelados
 

Reproduce este artículo

Este 16 de noviembre de 2021 se cumple un año del llamado Acuartelamiento en San Isidro, un suceso que captó la atención de los cubanos dentro y fuera de la Isla. Ese día, artistas del Movimiento San Isidro (MSI) y otros simpatizantes decidieron acuartelarse en la casa de Luis Manuel Otero Alcántara, su coordinador, a modo de protesta por el encarcelamiento de uno de sus miembros, el rapero Denis Solís.

Horas después la casa ubicada en Damas 955, Habana Vieja, se encontraba rodeada de policías y militares, que dificultaron el paso de amigos y familiares, así como la entrada de víveres para los acuartelados. 

Dos días después, el 18 de noviembre de 2020, una parte de los acuartelados, entre ellos Otero Alcántara y el rapero Maykel Osorbo se declararon en huelga de hambre y de sed.

Otros como los reporteros Esteban Rodríguez, Iliana Hernández y el científico Oscar Casanella se declararon en huelga de hambre.

El último en ingresar a Damas 955 fue el periodista y escritor cubano Carlos Manuel Álvarez, quien llegaba desde EE.UU. 

El 26 de noviembre de 2020 policía y militares irrumpieron violentamente en la vivienda de Otero Alcántara y detuvieron a los acuartelados.

Ha pasado un año de aquel acto de rebeldía cívica.

"Fue un placer para mí vivir esa experiencia. Ahí despertó el caimán y hoy estamos más cerca de la libertad. La trayectoria ha sido un año intenso de manifestaciones por la libertad de Cuba, surge el #27N, el #27E, el #30A, el #11J y el #15NCuba y lo que falta pero esto no para hasta que Cuba sea libre porque no queremos más dictadura", escribió en Facebook la reportera Iliana Hernández, una de las acuarteladas.

 

Actualmente tres acuartelados son prisioneros políticos y de conciencia: Esteban Rodríguez, Maykel Osorbo y Luis Manuel Otero Alcántara. 

Casanella y Hernández también llevan meses sitiados por agentes de la Seguridad del Estado.