Condenan a un año de prisión a opositor por manifestarse el 15N

El Tribunal Municipal de Los Arabos, en Matanzas, condenó al opositor José Hernández López a un año de privación de libertad por usar un pulóver blanco el 15N.
opositor José Hernández López
 

Reproduce este artículo

El Tribunal Municipal de Los Arabos, en Matanzas, condenó, ayer 25 de noviembre, al opositor José Hernández López a un año de privación de libertad por usar un pulóver blanco de la iniciativa Cuba Decide el pasado 15 de noviembre.

Según el sindicalista independiente Iván Hernández Carrillo en Twitter, Hernández López fue acusado del supuesto delito de desobediencia “#15NCuba se denuncia q fue golpeado en el cuartel policial”.

Hernández Carrillo declaró a Radio Televisión Martí que "El tribunal fue tomado por Fuerzas Militares de la Policía Política y de la Policía Nacional, además de paramilitares, brigadas de respuesta rápida y no se permitió el acceso a los familiares".

A pesar de las pruebas presentadas por el abogado del detenido, el tribunal mantuvo la petición fiscal de un año de cárcel.

Represión el 15N en Cuba

A medida que se acercaba el lunes 15 de noviembre el régimen cubano desató la represión contra quienes apoyaban la Marcha convocada por la plataforma Archipiélago.

La dictadura militarizó las calles de toda la isla ese día. Los impulsores y simpatizantes de la Marcha estuvieron bajo vigilancia y fueron víctimas de actos de repudio durante todo el día.

Quienes lograron salir fueron detenidos en el acto.

Las organizaciones Justicia 11J y Cubalex registraron más de 60 personas que fueron arrestadas, entre ellas algunas estuvieron en desaparición forzada por apoyar la Marcha Cívica por el Cambio.

La Marcha Cívica por el Cambio tenía como objetivos la liberación de los presos políticos, los cambios democráticos en la Isla y el respeto a los derechos humanos. Los activistas anunciaron que marcharían vestidos de blanco, con una flor en la mano. El gobierno la declaró ilegal el 12 de octubre.

La embajada de Estados Unidos en La Habana condenó el 16 de noviembre la represión desatada por el régimen cubano contra opositores políticos, quienes pretendían protestar la víspera contra el gobierno.

“La represión de las protestas pacíficas del 15N es una oportunidad desperdiciada para escuchar las preocupaciones y aspiraciones del pueblo cubano. El gobierno debe permitir a los cubanos su derecho a la libertad de expresión, de reunión pacífica y de asociación”, declaró la cuenta de la sede diplomático en Twitter.