Tímida actitud de Granma ante el racismo: Alianza Afro-cubana
Si la sociedad civil no hubiera denunciado estas manifestaciones discriminatorias, ¿la prensa nacional lo hubiera hecho?, se pregunta el coordinador de la Alianza afro-cubana
Por una Cuba para todos, libre de racismo
 

Reproduce este artículo

El Consejo de Ministros de Cuba se reunió este viernes 22 de noviembre y entre los temas que se discutieron estuvo el tópico del racismo en Cuba, refiriéndose a este tema el ministro de Cultura, Fernando Rojas.

Un día antes de la reunión, como si estuviera preparado, el periódico oficialista Granma
publicó un artículo del periodista Pedro de la Hoz, titulado “El socialismo tiene que ser antirracista”, donde el escritor únicamente mencionaba a pensadores cubanos contra el racismo en la nación.

La Alianza Afro-cubana, proyecto independiente radicado en la Isla, se ha pronunciado con respecto al artículo del también presidente de la Comisión Aponte y lo cataloga como una nota falta de sentido común.


Raúl Soublett, coordinador del proyecto, declaró a ADN Cuba que ve bien que la prensa oficialista se pronuncie sobre la presencia del racismo en la sociedad cubana.

“Sin embargo, no entiendo por qué esperaron hasta ahora para hablar sobre lo ocurrido en el programa televisivo Con dos que se quieran 3, del cantautor Amaury Pérez, por las expresiones racistas, homofóbicas y excluyentes de Miguel Cabrera, historiador del Ballet Nacional de Cuba, BNC”.

“Me puse a sacar cuentas y pienso no equivocarme, pero es que la nota del Granma sale 24 días después de la trasmisión del programa y 21 días más tarde de la entrega de la ‘Primera carta abierta a la dirección del Instituto Cubano de Radio y Televisión, ICRT”, documento en el que se denuncian las expresiones denigrantes de aquel programa.

“Si la sociedad civil no hubiera denunciado estas manifestaciones discriminatorias, ¿la prensa nacional lo hubiera hecho?”.

Según el también activista de la comunidad LGBTIQ, el artículo del periódico Granma le pareció una “nota tímida, pasiva, muy abarcadora y no reflexionó lo suficiente acerca del tema racial, dejando así más dudas que respuestas”. En el artículo de Granma “debió mencionar nombres, las palabras exactas, las reacciones de la población (que fue mucha), en fin, todo”.

Según el coordinador de Alianza Afro-cubana, “esta lucha debe ser transparente, con claridad, sin censuras, sin limitaciones, dinámica: claves de una discusión completa y productiva”.

En la reunión del Consejo de Ministros del 22 de noviembre, quien se pronunció en contra del racismo fue el ministro de Cultura, Fernando Rojas, quien dijo que había que eliminar de una vez toda práctica de racismo en la Isla, al igual que en centros educacionales. Según declaraciones de Rojas para el Noticiero Nacional de Radio, había que empezar trabajando en los centros educacionales, para comenzar desde abajo.